Resuelto el misterio de la desaparición de una cultura china avanzada de hace 4000 años

Hace unos 5300 años una civilización surgió en el este de China, pero parecía haberse desvanecido sin ninguna causa aparente. Gracias a una reciente investigación, hoy sabemos lo que posiblemente ocurrió.

Los habitantes de esta antigua civilización construyeron una ciudad como no se había visto antes en toda Asia e, incluso, en todo el planeta. Se trata de la cultura Liangzhu, que floreció a lo largo de las orillas del delta del río Yangtze, al este de China. Los restos arqueológicos muestran indicios de grandes avances sociales, culturales y tecnológicos enmarcados en su época, especialmente en agricultura y acuicultura. Incluso se han encontrado signos de una arquitectura sofisticada con una ingeniosa ingeniería hidráulica que les permitió habilitar canales, presas y depósitos de agua. Esto último convierte a Liangzhu en una “ Venecia de Oriente” del Neolítico. Pero ninguna de estas maravillas durarían demasiado.

La cultura Liangzhu duraría un milenio, pues hace unos 4300 años la ciudad fue abandonada de manera abrupta. Hasta ahora solo se barajaban posibles hipótesis, como la de una inundación catastrófica que acabó con la ciudad y sus innovaciones.

Inundaciones apocalípticas

Christoph Spötl, geólogo de la Universidad e Innsbruck, Austria, dice: “Se encontró una fina capa de arcilla en las ruinas que se han conservado, lo cual apunta hacia una posible conexión entre la desaparición de la sociedad avanzada y las inundaciones del río Yangtze o las inundaciones del Mar de la China Oriental”. A pesar de ello, “no fue posible llegar a conclusiones firmes sobre la causa real a partir de la capa de lodo”. Pero ahora sí tenemos una imagen más nítida del diluvio que ahogó este asombroso lugar.

Un equipo internacional junto a Spötl han cavado más hondo en los depósitos de lodo para llegar a examinar formaciones minerales (espeleotemas) tales como las estalagmitas de dos cuevas submarinas de la región. Estas formaciones guardan las condiciones climáticas del pasado como si de una firma se tratase. El primer autor del artículo es Haiwei Zhang de la Universidad Xi'an Jiaotong de China y su análisis de las muestras de estalagmitas pone al descubierto que el colapso de la cultura Liangzhu coincidió con un periodo de precipitaciones extremadamente alta y que duraría más de una década y que se deberían a una mayor frecuencia en las condiciones de El Niño-Oscilación del Sur (ENOS). En palabras de Spötl:

“Muy probablemente las lluvias monzónicas masivas indujeron una inundación tan severa del Yangtze y sus afluentes que incluso las sofisticadas presas y canales no pudieron soportar tal masa de agua, destruyendo la ciudad de Liangzhu y obligando a la gente a huir".

La cambiante región del delta del río Yangtze

Según los investigadores, los cambios climáticos anteriores podrían haber afectado a otras culturas neolíticas, aunque parece ser más evidente en aquella próspera cultura Liangzhu. De hecho, estaban preparados para periodos secos, como muestra la presencia de complejos hidráulicos a gran escala. “Esto sugiere que la sociedad de Liangzhu estaba administrando eficazmente los recursos hídricos mediante el uso de infraestructura hidráulica para la mitigación de inundaciones y/o el riego para sobrevivir en un clima seco”, dicen en su estudio. Pero el paso del tiempo hizo que el clima se volviese aún más seco culminando en una posible mega sequía hace unos 4400 años, momento en el que parece que la construcción de presas se detuvo. Y luego llegarían las lluvias, en dos periodos, aproximadamente hace 4400 y 4300 años.

“Nuestros registros de espeleotemas, junto con la evidencia geoquímica de depósitos de inundaciones por encima de la capa de cultivo de Liangzhu, sugieren que las lluvias masivas en todo el tramo medio-bajo del valle del río Yangtze podrían haber inducido inundaciones fluviales y/o inundaciones marinas por encima de la ribera transportadas por el penacho del río Yangtze, impidiendo así la habitabilidad humana y el cultivo de arroz”, explican los autores.

Del Neolítico a la primera dinastía china

El abandono de la región muy probablemente llevaría al colapso de la cultura Liangzhu. Durante cientos de años después las condiciones de humedad permanecerían y otras culturas antiguas se levantaron en la zona, hasta que otra gran sequía acabaría para siempre con las sociedades neolíticas de la región. Casi al mismo tiempo la sociedad china estaba a punto de comenzar un nuevo capítulo de transformación con la fundación de la dinastía Xia en 2070 a. C., considerada la primera dinastía china y que fue dirigida por Yu el Grande, sobrenombre de Si Wen Ming. Antes de Yu el Grande el título de emperador no era hereditario, se le otorgaba a la persona considerada por la comunidad como la de más elevada virtud. Pero su hijo Qǐ sí heredó el trono, dando así comienzo a la dinastía Xia, la primera dinastía china.

“Si bien muchos documentos indican que el líder Yu construyó la dinastía Xia porque logró manejar con éxito las inundaciones de los ríos, algunos estudios sugieren que el control de Yu sobre las inundaciones puede atribuirse al cambio climático”, explican los investigadores en base a sus propios datos sobre los espeleotemas investigados.

“Esta observación proporciona nueva sólida evidencia de que el ascenso de la dinastía Xia ocurrió en el contexto de una importante transición climática de húmedo a seco, en línea con los registros históricos chinos y estudios previos”.

La publicación

El estudio ha sido publicado en Science Advances, en un artículo titulado Collapse of the Liangzhu and other Neolithic cultures in the lower Yangtze region in response to climate change, bajo la pluma de más de 20 autores. Ha sido una labor de trabajo interdisciplinar, en la que se han contrastado datos geológicos, climáticos e históricos, entre otras disciplinas. El artículo que acaba de leer es una adaptación de Mysterious Vanishing of Advanced Chinese Civilization 4,000 Years Ago Finally Solved.

Eugenio Manuel Fernández Aguilar

Eugenio Manuel Fernández Aguilar

Soy físico de formación, aunque me interesan todas las disciplinas científicas. He escrito varios libros de divulgación científica y me encanta la Historia de la Ciencia.

Continúa leyendo