Redescubren el tesoro de fósiles perdido que podría explicar la ‘Gran Mortandad’

Un grupo de científicos ha localizado un yacimiento de fósiles que fue descubierto hace 70 años pero se había perdido. Los tesoros paleontológicos que alberga podrían ayudar a arrojar luz sobre la ‘Gran Mortandad’, uno de los mayores eventos de extinción que han tenido lugar en la Tierra.

El yacimiento Cerro Chato se encuentra cerca de la frontera de Brasil con Uruguay y fue descubierto hace 70 años. Sin embargo, los científicos de la época no contaban con las modernas herramientas de las que disponen hoy y fueron incapaces de volver. Las condiciones geológicas que se dan en la zona hacen que se hayan conservado auténticos tesoros paleontológicos que podrían ayudar a esclarecer lo que sucedió en la “Gran Mortandad”, uno de los mayores eventos de extinción que han tenido lugar en nuestro planeta.

Cerro Chato es un lugar muy especial y es que las condiciones que se dieron en la zona hace unos 260 millones de años, hacia el final del Pérmico, fueron ideales para atrapar y conservar restos de organismos. Esto hace que las rocas del yacimiento estén repletas de delicados fósiles, sobre todo de plantas, que no suelen fosilizar bien porque no tienen partes duras.

Fósil
Ferraz et al., 2021. Paleontologia em Destaque

El afloramiento fue descubierto en 1951 y los paleontólogos que lo encontraron quedaron sorprendidos por lo excepcionalmente bien conservados que estaban los restos del Pérmico. Sin embargo, sin las tecnologías modernas, como el GPS, no pudieron registrar las coordenadas exactas y mucho menos volver sobre sus pasos. Durante un tiempo trataron de dar con el yacimiento, pero los intentos fueron infructuosos, el equipo abandonó la búsqueda y el yacimiento se declaró perdido. Otro equipo de científicos retomó la búsqueda y logró encontrar el lugar en 2019.

"Durante décadas, la ubicación geográfica de este afloramiento era desconocida", dijo Joseline Manfroi, paleobotánica de la Universidad de Vale do Taquari en Río Grande do Sul, que ha participado en el estudio que describe el sitio redescubierto. Esta circunstancia inspiró al nuevo equipo de científicos a emprender una masiva "búsqueda del tesoro" para encontrarlo de nuevo. "Afortunadamente, después de tanto tiempo, tendremos la oportunidad de seguir escribiendo la historia (del yacimiento), a través del registro fósil", dijo Manfroi en un comunicado.

Por el momento, se han encontrado más de 100 fósiles en Cerro Chato, la mayoría de ellos de plantas. También hay restos de peces y moluscos. Los investigadores apuntan a que algunos de los fósiles de plantas serían los ancestros de las coníferas y los helechos actuales. Y esto solo es el principio, avisan.

Los investigadores creen que aún queda mucho por descubrir en Cerro Chato, el área es enorme y calculan que no se ha explorado ni el 30 % del yacimiento. El nuevo equipo lleva en la zona tres años, pero los descubridores originales solo pudieron explorar la superficie del afloramiento antes de perderle la pista.

Las plantas fosilizadas de Cerro Chato podrían ayudar a comprender mejor el drástico cambio climático que se produjo a finales del Pérmico y que desencadenó la conocida como la “Gran Mortandad”, un evento de extinción masiva que acabó con alrededor del 90 % de la vida en nuestro planeta. “Los fósiles que estamos estudiando son de importancia mundial, ya que son testimonios directos de los cambios ambientales que tuvieron lugar durante el Pérmico", dijo la autora principal del estudio Joseane Salau Ferraz. "Estos estudios nos ayudarán a recuperar información sobre la distribución de estas plantas en todo el mundo".

El estudio se publicó el pasado 15 de mayo en la revista en la revista Paleodest.

 

Referencia: Ferraz, J. et. al. 2022. Redescoberta do afloramento Cerro Chato, um importante sítio fossilífero para o permiano da bacia do Paraná. Paleodest. DOI: https://doi.org/10.4072/paleodest.2021.36.75.04

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Me hubiera gustado ser médica pero le tengo terror a la sangre. Por eso, escribir sobre salud no me parece mal plan. También me interesa la nutrición. Disfruto viendo vídeos de YouTube con guiris preparando comida saludable y me encantan los animales.

Continúa leyendo