Recuperan y secuencian el ADN más antiguo del mundo

El ADN, que pertenece a varios mamuts, incluido uno de más de un millón de años, revela cómo evolucionaron estas enormes criaturas.

adn-antiguo
Beth Zaiken / Centre for Palaeogenetics.

Un equipo internacional de científicos dirigido por investigadores del Centro de Paleogenética de Estocolmo (Suecia) ha secuenciado el ADN recuperado de restos de mamut (de tres especímenes) que tienen hasta 1,2 millones de años. Es el ADN más antiguo del mundo.


Los resultados del análisis de material genético de antiguos molares de mamut encontrados en Siberia en la década de 1970, muestran que dos linajes de mamuts distintos estuvieron presentes en el este de Siberia durante el Pleistoceno temprano; uno de estos linajes dio origen al mamut lanudo (Mammuthus primigenius) y el otro representa un linaje previamente desconocido que fue ancestral respecto a los primeros mamuts que colonizaron América del Norte; el mamut colombino (Mammuthus columbi) remonta su ascendencia a una hibridación del Pleistoceno medio entre estos dos linajes.


El material genético de los antiguos molares de mamut supera, con creces, el récord anterior establecido por el ADN de 700.000 años de antigüedad de un caballo congelado y fosilizado hallado en el permafrost de Yukon.

"Este ADN es increíblemente antiguo", comenta el genetista evolutivo Love Dalén del Centro de Paleogenética en Suecia. "Las muestras son mil veces más antiguas que los restos vikingos, e incluso son anteriores a la existencia de humanos y neandertales".

 

 

Según las conclusiones del estudio, que recoge la revista Nature, algunos fragmentos de genes de mamut sugieren que los mamuts antiguos ya tenían los rasgos que les permitían soportar temperaturas frías durante las últimas edades de hielo. Los resultados también indican que las variantes genéticas asociadas con la vida en el Ártico, como el crecimiento del cabello, la termorregulación, los depósitos de grasa, la tolerancia al frío y los ritmos circadianos, ya estaban presentes en el mamut de un millón de años, mucho antes del origen del mamut lanudo. La mayoría de las adaptaciones en el linaje del mamut ocurrieron lenta y gradualmente con el tiempo

Y es que hace alrededor de un millón de años, un período en el que muchas especies se expandieron por todo el mundo, ni siquiera los mamuts lanudos existían todavía. Fue también un período de grandes cambios en el clima y los niveles del mar, así como la última vez que los polos magnéticos de la Tierra cambiaron de lugar. Y estas bestias no comenzaron a emerger hasta hace unos 800.000 años y se extinguieron hace unos 4.000 años.


Así, el espécimen más antiguo pertenece a un linaje genético de mamut previamente desconocido, bautizado como mamut Krestovka. A pesar de que los investigadores estiman que el mamut más viejo tiene 1,2 millones de años (por la edad de la sección geológica en la que fue descubierto), podría ser aún más antiguo, pues los datos del genoma mitocondrial indican que el espécimen podría tener hasta 1,65 millones de años; el segundo mamut, nombrado como Adycha, podría tener 1,34 millones de años y el último, bautizado como Chukochya, 700.000 años.


Todos los estudios anteriores han indicado que solo había una especie de mamut en Siberia en ese momento, llamado mamut de estepa. Pero está claro que no contábamos con toda la información. "No podemos decirlo con certeza todavía, pero creemos que pueden representar dos especies diferentes", afirman los científicos.


“Ser capaz de rastrear cambios genéticos a través de un evento de especiación es único”, dijo el Dr. David Díez-del-Molino, investigador del Museo Sueco de Historia Natural de la Universidad de Estocolmo y del Centro de Paleogenética. "Nuestros análisis muestran que la mayoría de las adaptaciones al frío ya estaban presentes en el antepasado del mamut lanudo, y no encontramos evidencia de que la selección natural fuera más rápida durante el proceso de especiación".

 

 

Referencia: T. van der Valk et al. Million-year-old DNA sheds light on the genomic history of mammoths. Nature, published online February 17, 2021; doi: 10.1038/s41586-021-03224-9

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Vídeo de la semana

Continúa leyendo