Qué ver en el cielo este mes (abril 2022)

En abril aguas mil, pero también constelaciones, conjunciones planetarias y demás espectáculo al que nos tiene acostumbrado el cielo nocturno.

Abril es sinónimo de primavera, al menos en España y el hemisferio norte. Aunque suele ser un mes lluvioso (de ahí el refrán), la mejora de las temperaturas y la vuelta a la vida de tantas plantas tras el invierno, puede ser un motivo fantástico para alejarse de la ciudad y disfrutar de un día al aire libre y, por qué no, de una observación del cielo nocturno. Os damos a continuación algo de información sobre qué podremos ver este mes en el firmamento.

Empezaremos el mes con una luna nueva el mismo 1 de abril, que irá creciendo desde entonces para llegar a su plenitud durante el 16 de abril , llegando a su máximo brillo poco después del atardecer. Este mes tendremos una segunda luna nueva , que tendrá lugar el día 30, justo antes del cambio de mes.

El mes de abril trae consigo nuevas constelaciones, que toman el relevo de otras más invernales. Orión, Tauro y el Can Mayor, que albergan estrellas tan reconocibles como  Betelgeuse, Aldebarán o Sirio, y son más propias de invierno, tan solo podrán verse durante las primeras horas de la noche. Constelaciones como Géminis, Leo o Virgo, que ya cobraban protagonismo en marzo, dominarán los cielos de abril, junto a la constelación del Boyero o Cochero, dominada por la estrella Arturo (o Arcturus), una estrella roja muy brillante. Bien entrada la madrugada, aunque cada vez más pronto, se dejarán ver constelaciones más propias del verano, como la Lira o el Cisne, sin embargo pasarán la mayor parte de su tiempo sobre el horizonte de día.

Los planetas se tomarán un descanso en comparación con el espectáculo de marzo, aunque a principios de abril aún podremos disfrutar de las consecuencias de la conjunción triple de finales del mes pasado, teniendo a  Venus , Marte y Saturno  muy cercanos en el cielo matutino. Poco a poco se irán separando y saliendo cada vez más pronto, facilitando su observación pero disminuyendo el espectáculo.

Hacia finales de mes sin embargo podremos disfrutar de una nueva conjunción, entre Júpiter y Venus. Estos dos planetas, que son además los dos objetos más brillantes del cielo después de, obviamente, el Sol y la Luna, se irán acercando durante la última semana del mes, para llegar a un máximo acercamiento aparente el día 30 de abril. El momento exacto de mínima distancia no será visible desde España, pero tanto el 30 de abril como el 1 de mayo al amanecer podremos disfrutar de estos dos planetas simultáneamente en el campo de visión de nuestros telescopios o binoculares (o a simple vista, como dos puntitos muy pegados). La conjunción será visible desde aproximadamente las 5:30 hasta las 7:00 de la mañana, la hora exacta dependiendo desde dónde hagas la observación. Recuerda que aunque los veamos tan próximos en el cielo, la distancia real entre estos planetas será enorme, estando situados a cientos de millones de kilómetros el uno del otro. Venus se verá tan brillante por estar relativamente cerca de la Tierra, mientras que Júpiter destaca en el cielo nocturno por su grandísimo tamaño, con unas 10 veces mayor diámetro que Venus o la Tierra.

Además, si dispones de un telescopio modesto o unos binoculares de alta gama, y si las condiciones atmosféricas están de tu parte, tal vez puedas observar alguna de las lunas de Júpiter durante la conjunción. El día 30 al amanecer podrías llegar a ver sus cuatro satélites principales, los descubiertos por Galileo Galilei en 1610, aunque para el 1 de mayo Io se habrá situado detrás del gigante gaseoso y sólo podrás observar 3 de ellos. Júpiter y Venus se verán tan cercanos en el cielo, que parecerán formar parte de un mismo sistema.

Para quienes tengáis por casa algún equipo más avanzado, este mes tendremos una conjunción planetaria más, sólo visible con un buen telescopio. Esta conjunción será, como todo lo relacionado con la observación de planetas últimamente, al amanecer e involucrará a Júpiter y Neptuno. Realmente el momento de mínima separación ocurrirá durante la tarde española del 12 de abril, pero no será visible. Sí serán visibles los planetas antes de salir el Sol, por el este. Neptuno se verá como un punto azulado muy débil, brillando menos que cualquiera de las 4 lunas mayores de Júpiter. Estarán tan cercanos en el cielo los dos planetas que Neptuno podrá confundirse con una luna más de Júpiter.

El Sol empezará el mes situado sobre Piscis, permaneciendo en esta constelación varias semanas hasta pasar a Aries hacia finales de abril, donde permanecerá brevemente antes situarse sobre Tauro, ya en mayo. Esto no coincide prácticamente con las fechas asignadas por la astrología al horóscopo, lo cual es indicativo de la poca fiabilidad de esta pseudociencia. Sin embargo el Sol sigue alejándose del ecuador celeste (la proyección del ecuador terrestre sobre el cielo), alzándose sobre el hemisferio norte y alargando con ello la duración de los días y calentando esta zona del planeta, como corresponde a la primavera.

 

José Luis Oltra de perfil

José Luis Oltra (Cuarentaydos)

Soy físico de formación y viajero de vocación. Divulgo ciencia allí donde me lo permiten, aunque principalmente en youtube y tiktok bajo el nombre de Cuarentaydos. Por aquí me verás hablando de la física del universo, desde las galaxias y estrellas más grandes hasta las partículas subatómicas que las componen.

Continúa leyendo