Qué sucede con tu cuerpo si lo donas a la ciencia

¿Cuál es el proceso para donar un cuerpo? ¿Puedo donar mi cuerpo? Resolvemos las dudas acerca de esta decisión.

cuerpo-ciencia

Estrictamente hablando, no puedes donar tu cuerpo directamente a la ciencia. Puedes donarlo a una serie de instituciones acreditadas que pueden encontrar una serie de usos para tu cuerpo, aunque el proceso y lo que realmente sucede después de la muerte, puede ser un poco confuso.

Por ejemplo,
en Estados Unidos, el proceso no está estrictamente regulado y es un tanto controvertido. La Asociación Estadounidense de Bancos de Tejidos (AATB) proporciona acreditación para las organizaciones que desean aceptar donaciones corporales, al igual que el Instituto Internacional para el Avance de la Medicina, pero no existe la obligación legal de hacerlo, lo que lleva a algunas tácticas cuestionables...

 

En España, una de estas instituciones es el Departamento de Anatomía y Embriología de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid.

 

También te puede interesar:

En Reino Unido, el proceso es un poco más estricto. Está regulado por la organización Human Tissue Authority, que tiene una lista de 19 instituciones médicas con licencia a las que se puede contactar para comenzar el proceso de donación del cuerpo mediante una serie de documentos.

 

Según la Ley de tejidos humanos de 2004, es ilegal vender partes del cuerpo en Reino Unido (en EE. UU. no lo es).

Hay varias condiciones que deben cumplirse para que se acepte la donación de un cuerpo. El solicitante no debe tener antecedentes de enfermedades transmisibles y también debe tener una buena salud en general antes de morir (no se aceptan cuerpos con gran obesidad). De la misma manera, si se requiere de autopsia o la muerte ha sido violenta, las instituciones médicas no aceptarán el cuerpo.

 

Los derechos de propiedad sobre el cuerpo cesan cuando morimos, lo que significa que este puede ser utilizado para algo que probablemente no previmos

Lo que sucede después es un poco más complicado. Existen pautas estrictas que deben seguirse tras la muerte, incluido el tratamiento ético adecuado del cadáver. Algunas instituciones incluso pueden llevar a cabo un servicio conmemorativo.

Si finalmente aceptan nuestro cuerpo, puede ser embalsamado por una institución médica después de la muerte, lo que significa que se inyecta líquido para desinfectar el cuerpo y prepararlo para la disección. Después de esto, el cuerpo se almacena en un refrigerador para su uso posterior que podría ser meses más tarde o incluso hasta 10 años después. Esta es la fecha límite en la que se puede preservar un cuerpo.

 

Los cuerpos que han sido embalsamados pueden ser utilizados por los estudiantes para la disección. Pueden tardar meses en eliminar la piel y examinar músculos, nervios y órganos. Mejor no imaginárselo. Cuando la investigación se completa, se juntan todos los restos y se incineran.

 

Hay muchas otras cosas para las que se puede usar un cuerpo. Algunos se usan como maniquíes de prueba de choque, con rayos X y autopsias que se usan para examinar cualquier daño al cadáver. En los EE. UU., algunos cuerpos se utilizan para la investigación forense en una granja de cuerpos administrada por la Universidad de Tennessee. Otros pueden incluso exhibirse en exposiciones, ya sea en su totalidad o en parte.

 

En Reino Unido, puedes incluso especificar qué institución nos gustaría que se ocupara de nuestro cuerpo tras la muerte. Los cuerpos enumerados como destinados a la educación anatómica pueden ser utilizados por los estudiantes de medicina para la disección y otras investigaciones, como investigar enfermedades específicas. Además, a menos que el donante haya establecido restricciones de tiempo más estrictas, el cuerpo es incinerado a los 3 años.


Como hemos comentado, en Estados Unidos el proceso está mucho menos regulado. Algunos cuerpos se alquilan varias veces a diferentes instituciones. Es posible indicar una enfermedad específica para la que nos gustaría que se empleara el cuerpo, pero no hay garantía de que suceda debido a las dificultades con las diferentes demandas de cadáveres.

 

Pese a todo, no debemos olvidar que la donación de un cuerpo a la ciencia es extremadamente útil en la investigación médica.

 

Los gastos relacionados con el fallecimiento corren a cargo de la entidad receptora del cuerpo

CONTINÚA LEYENDO