Qué no hacer para olvidar un amor

Contra los males del amor solo se necesitan dos cosas: tiempo y tierra. Dejar pasar el tiempo y poner tierra de por medio. Pero un grave error es forzarnos a no pensar en ese amor perdido o no correspondido. ¿Por qué? La respuesta está en un oso blanco

Dicho de otro modo: si nos pasamos el día apartando de nuestra mente la imagen de quien nos ha roto el corazón, no podremos de dejar de pensar en ella e incluso estará más presente. Es mucho peor que tenerla todo el día en la cabeza: "Puedes llegar a cansarte si piensas siempre en algo. Intentar no hacerlo es lo que lo mantiene en nuestra cabeza", sentencia Wegner, un físico metido a psicólogo que colecciona gafas con narices y mostacho de Groucho Marx.

Por eso, si queremos apartar de nuestra cabeza ese amor que nos rompió el corazón tenemos que hacer lo contrario de lo que suelen recomendarnos nuestros amigos. Porque si no te fuerzas en olvidarlo, acabará marchándose.

Etiquetas: amorcerebrocienciapsicología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS