Vídeo de la semana

¿Qué le pasaría a la Tierra si los humanos se extinguieran?

El agua que circula bajo las ciudades corroería las estructuras metálicas, por lo que las calles, carreteras y avenidas se convertirían en ríos.

Tierra
iStock.

Durante la pandemia, hemos descubierto lo que significa estar confinados en casa. Las calles se han quedado prácticamente vacías y, al mismo tiempo, los animales salvajes han podido regresar a los entornos urbanos. Así, no es de extrañar que muchas personas se pregunten qué le ocurriría a nuestro planeta (y a nuestras ciudades, industrias y ecosistemas) si los seres humanos desaparecieran de repente.

Cambios dramáticos en la Tierra

Existen diversas teorías sobre lo que podría llevar a la humanidad a la extinción, y es muy poco probable que todos desaparezcamos de golpe. Sin embargo, si imaginamos que la humanidad se extingue completamente de la Tierra, probablemente se desarrollarían numerosos cambios dramáticos e inmediatos debido a la falta de mantenimiento humano.

Tal y como sostiene Alan Weisman, periodista estadounidense y autor de ‘El mundo sin nosotros’, los metros de grandes ciudades como Londres o Nueva York se inundarían a las pocas horas, pues las bombas que desvían el agua de la lluvia no funcionarían. De hecho, según Weisman los metros se inundarían por completo en torno a las 36 horas.

También se producirían fallos en las refinerías de petróleo y plantas nucleares, lo que daría lugar a incendios masivos, explosiones y efectos nucleares devastadores. Igualmente, si desapareciéramos dejaríamos miles de millones de desechos, muchos de ellos plásticos que probablemente afectarían a la vida silvestre.

Estos contaminantes también tendrían efectos dañinos en los hábitats del planeta, aunque eso no quiere decir que se destruyeran por completo. De hecho, solo hay que fijarse en el rebote de vida silvestre que ha tenido lugar en el desastre nuclear de Chernóbil para entender que la naturaleza puede reponerse incluso en circunstancias extremas.

Al mismo tiempo, el agua que circula bajo las ciudades corroería las estructuras metálicas, por lo que las calles, carreteras y avenidas colapsarían y se convertirían en ríos. Durante el invierno el pavimento se agrietaría debido a las heladas, por lo que podrían crecer plantas y árboles en el suelo asfaltado. Finalmente, la naturaleza se acabaría abriendo paso, acabando así con las ciudades. Las calles se convertirían en pequeños pastizales y los bosques crecerían en aproximadamente 500 años, como argumenta Alan Weisman.

calle vacía
calle vacía

Mejora de la biodiversidad

Por otro lado, también se produciría una rápida recuperación de los insectos, ya que los pesticidas desaparecerían. Esto, a su vez, favorecería a las plantas y a las aves, por lo que habría un aumento de la biodiversidad a escala mundial.

Además, algunas especies como los leones, elefantes, tigres o rinocerontes se encontraban por todo el planeta antes que los humanos comenzaran a cazarlos e invadir sus hábitats. Sin los humanos, la Tierra podría recuperar parte de su diversidad, aunque tardaría millones de años en recuperarse de las extinciones pasadas. 

También te puede interesar:

Continúa leyendo