¿Qué es la paradoja de Fermi?

¿Dónde están los aliens? ¿Podría ser que la vida inteligente sea rara, difícil de encontrar, o quizá no desea ser encontrada?

paradoja-fermi
iStock

Hablamos de contradicciones. La paradoja de Fermi describe la aparente incongruencia entre el hecho de que no hayamos encontrado aún evidencia de vida extraterrestre a pesar de que, según las estimaciones, ya deberíamos haberla descubierto debido a la alta probabilidad de que existan otras civilizaciones inteligentes en nuestro universo observable.

Encontrar vida más allá de la Tierra, ya sea dentro o fuera de nuestro sistema solar, es todo un desafío para la humanidad. Hasta ahora, las sondas espaciales Voyager, la misión Cassini-Huygens y la nave espacial New Horizons, han explorado un amplio rango de nuestro sistema solar sin éxito. Mercurio, Venus, la Luna, Marte, Ceres y Vesta, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno, Plutón... pero ninguno de nuestros esfuerzos de exploración nos ha llevado a nada concluyente.

 


¿Estamos solos en el universo?

Precisamente la paradoja de Fermi intenta responder a esta pregunta. Dado que nuestra estrella y la Tierra son parte de un sistema planetario joven en comparación con el resto del universo, y que el viaje interestelar podría ser bastante fácil de lograr, la teoría dice que la Tierra ya debería haber sido visitada por extraterrestres.

Al parecer, el planteamiento de esta teoría se remonta a cuando el físico italiano Enrico Fermi, creador del primer reactor nuclear (y premio Nobel de Física), hizo un comentario informal a la hora del almuerzo en 1950. Reflexionó acerca de que cualquier civilización con una modesta cantidad de tecnología de cohetes podría colonizar rápidamente toda la galaxia. Basándose en sus cifras aproximadas, argumentó que la Tierra ya debería haber sido visitada por extraterrestres. Posteriormente, un artículo del astrofísico estadounidense Michael H. Hart en 1975 quien publicó un examen detallado de la propia paradoja de Fermi, despertó la curiosidad de los científicos y comenzaron a estudiar la pregunta de “¿dónde están los extraterrestres?” con más detalle.


Pensar que los humanos somos tan especiales para estar solos en el vasto universo es un tanto arrogante y, como hemos visto, tampoco está respaldado estadísticamente dada la abundancia de sistemas estelares y planetas habitables que hemos encontrado en los datos de nuestros telescopios. Y, sin embargo, a pesar de esas grandes probabilidades a favor de la vida extraterrestre, seguimos sin haber dado con nadie.

 

¿Por qué no hemos sabido nada de ellos?

La respuesta más sencilla a la paradoja de Fermi tiene que ver con los desafíos físicos. El viaje interestelar es difícil, ya lo sabemos; pero no imposible. Ya hemos conseguido esta hazaña con dos naves espaciales separadas (Voyager 1 y Voyager 2), y aunque viajar a otro sistema estelar es más complicado que viajar a la Luna, en esencia, solo se trata de escalar el “problema”. Los extraterrestres podrían utilizar toda suerte de tecnologías para colonizar la galaxia. La pregunta que se plantea aquí es por qué ninguna civilización alienígena ha emprendido todavía este tipo de crecimiento que les haya podido llevar hasta nosotros.

 


¿Dónde están?

Hoy en día existen numerosas 'soluciones' potenciales a la paradoja de Fermi, algunas de ellas son:

  • Sobrestimamos la prevalencia de vida inteligente en el universo
  • Estamos mirando en los lugares equivocados
  • La vida inteligente está hibernando
  • Es demasiado pronto para detectar otras civilizaciones.
Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo