Pudimos empezar a criar animales 2000 años antes de lo que se pensaba

Así lo demuestran restos de estiércol carbonizado con 13000 años de antigüedad.

En el suroeste de Asia hubo grupos de cazadores-recolectores que quemaron excrementos de animales a finales de la Edad de Piedra. El descubrimiento de estos restos carbonizados sugiere que utilizaron el estiércol como combustible, por lo que los investigadores piensan que tuvieron acceso a este material gracias a la convivencia con animales. Esta teoría situaría la domesticación de animales antes del nacimiento de la agricultura, sin embargo, aún desconocemos de qué animal procedía el estiércol ni qué tipo de relación existía entre humanos y animales por entonces. 

Abu Hureyra

Reconstrucción de las viviendas de Abu Hureyra. Smith et al. 2022.

Restos antiguos, nuevas perspectivas

En la década de 1970 se tomaron muestras de plantas de un yacimiento arqueológico en Abu Hureyra, un enclave que hoy día se encuentra sumergido por la presa de Tabqa, construida en el curso del río Éufrates a su paso por el norte de Siria. Las muestras ofrecen una cronología de entre 13 300 y 7800 años de antigüedad, lo cual abarca un período muy interesante para estudiar las sociedades en transición desde el Paleolítico al Neolítico, con la revolución agrícola y ganadera. 

Alexia Smith, arqueobotánica de la Universidad de Connecticut, ha encabezado un equipo de investigación que se ha encargado de examinar estas muestras junto a datos arqueológicos de botánica y zoología para rastrear los primeros contactos entre seres humanos y animales domésticos, así como la selección de combustibles y otros usos empleados para el estiércol. 

“Combinadas, estas observaciones sugieren que pequeños números de animales vivos (posiblemente ovejas salvajes) fueron cuidados en el enclave por cazadores-recolectores epipaleolíticos para complementar la caza de gacelas, lo que plantea la cuestión de si los primeros experimentos en el manejo de animales surgieron al mismo tiempo o antes del inicio de la agricultura”. 

Los resultados del estudio muestran cantidades variables de esferulitas, pequeños cristales que se forman en los intestinos de los animales y se terminan depositando en el estiércol. Hace entre 12 800 y 12 300 años hubo un repunte importante en el uso de estiércol como combustible. Este repunte coincidió en el tiempo con un cambio en las viviendas, que pasaron de una estructura circular a tener una lineal, lo cual suele ser un signo inequívoco de un estilo de vida más sedentario. En poco tiempo, el pastoreo de ovejas y cabras empezó a superar la caza de gacelas. 

Abu Hureyra mapa restos
Localización de Abu Hureyra y una fotografía de estructuras superpuestas que muestra el cambio de viviendas circulares a lineales. Smith et al. 2022.

"A medida que los cazadores-recolectores de Abu Hureyra comenzaron a interactuar con los taxones silvestres de diferentes maneras, pusieron en marcha una transformación notable en la forma en que las personas interactuaban con los animales, las plantas y su entorno”. 

Resultaría clave descubrir qué animal dejó el estiércol utilizado como combustible, puesto que algunos especialistas argumentan que pudo ser tomado de gacelas salvajes y no necesariamente de rebaños de ovejas intencionadamente atraídas al poblado. En cualquier caso, no deja de resultar interesante este tipo de estudios para detectar los primeros experimentos del ser humano con el entorno más allá de la caza y recolección. 

Un cambio de en la narrativa prehistórica

A partir de este tipo de estudios es como se están ofreciendo más puntos de vista acerca de la domesticación de plantas y animales, que inevitablemente no puede verse como una revolución a base de cambios drásticos. Al contrario, los especialistas ponen sus esfuerzos en encontrar pruebas de la transición entre lo salvaje y lo domesticado, el forraje y lo cultivado o entre lo cazado y pastoreado. Esta pluralidad de situaciones tiene un impacto destacado en nuestra manera de contar el paso de la Edad de Piedra al Neolítico, que se convierte en una imagen difusa y variada en función del punto geográfico al que dediquemos la atención. Una explicación compleja que, sin embargo, no hace más que ajustarse a la propia realidad del pasado. 

“Si bien se han obtenido conocimientos importantes sobre este período escurridizo e incipiente, todavía hay una falta de claridad con respecto a la gama completa de interacciones y prácticas entre humanos y animales que pueden haber existido a lo largo del Epipaleolítico tardío y el Neolítico temprano, ya que las estrategias de subsistencia dominantes cambiaron de la caza y la recolección hasta el pastoreo y la agricultura. Esto refleja en gran medida una escasez de marcadores confiables con los que observar arqueológicamente comportamientos tempranos variables. La naturaleza de las interacciones entre humanos y animales podría haber sido muy diversa, fluida y flexible, tanto en gradientes temporales como espaciales, y es posible que algunas de las prácticas ya no existan”. 

Así pues, los investigadores se enfrentan a nuevos retos y perspectivas de estudio que incluso pueden ser aplicadas a restos arqueológicos cincuenta años después de haber sido recolectados. Nuevos descubrimientos e investigaciones seguirán acercándonos poco a poco a esa etapa de transición fundamental en el desarrollo del modo de vida humano. 

Referencias: 

Kemeny, R. 2022. Humans may have started tending animals almost 13,000 years ago. sciencenews.org.

Smith, A. et al. 2022. Epipalaeolithic animal tending to Neolithic herding at Abu Hureyra, Syria (12,800–7,800 calBP): Deciphering dung spherulites. PLoS ONE 17, 9, e0272947. DOI: 10.1371/journal.pone.0272947.

También te puede interesar:
Fran Navarro

Fran Navarro

Historiador y escritor (esto último solo lo digo yo). El destino me reservaba una carrera de ensueño en el mundo académico, pero yo soy más de divulgar, hacer vídeos y contenidos culturales para que mi madre se entere bien de lo que hablo. De entre las cosas menos importantes de la vida, los libros son lo más importante para mí. Y como no hay nada mejor que conocer bien un asunto para disfrutarlo al máximo, hice el máster de Documentos y Libros, Archivos y Bibliotecas. Para esto y todo lo demás tengo Twitter: @FNavarroBenitez.

Continúa leyendo