Producen oxígeno en Marte al mismo ritmo que un árbol

El experimento MOXIE ha demostrado exitosamente que es capaz de funcionar de día y de noche. Representa un primer paso para la instauración de una colonia autosuficiente en el planeta rojo.

 

A unas 140 veces la distancia de la Tierra a la Luna, en la roja y polvorienta superficie de Marte, un pequeño instrumento del Perseverance está demostrando que puede hacer de forma confiable el trabajo de un árbol de pequeño tamaño en cuestión de producir oxígeno. Se trata del experimento de utilización de recursos in situ de oxígeno en Marte, o MOXIE (Mars Oxygen In-Situ Resource Utilization Experiment), dirigido por el MIT, que lleva produciendo oxígeno de la atmósfera rica en dióxido de carbono del planeta rojo desde febrero de 2021, cuando aterrizó en la superficie marciana como parte de la misión del rover Perseverance de la NASA.


Los investigadores sugieren que se podría enviar una versión ampliada de Moxie a Marte, para producir continuamente oxígeno a la velocidad de varios cientos de árboles, antes de que los humanos vayan al planeta.

"Hemos aprendido mucho, que servirá para los sistemas futuros a mayor escala", comenta Michael Hecht, investigador principal de la misión MOXIE en el Observatorio Haystack del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

 


¿Cuánto oxígeno produce?

Según el estudio, publicado en la revista Science Advances, el experimento ha podido producir oxígeno en siete ejecuciones experimentales. Todas ellas se realizaron en una amplia variedad de condiciones atmosféricas, incluso durante el día y la noche, y en diferentes estaciones marcianas. En cada ejecución experimental, MOXIE alcanzó su objetivo de producir seis gramos de oxígeno por hora; aproximadamente la tasa de un árbol pequeño en la Tierra.

Se espera que, a plena capacidad, el sistema pueda generar suficiente oxígeno para sustentar a los humanos una vez que lleguen a Marte y alimentar un cohete para devolver a los humanos a la Tierra.


La producción de oxígeno de MOXIE en Marte también representa la primera demostración de "utilización de recursos in situ", que es la idea de recolectar y usar los materiales de un planeta (en este caso, dióxido de carbono en Marte) para producir recursos (como el oxígeno) que de lo contrario tendrían que ser transportados desde nuestro planeta (con el coste que eso conllevaría).

oxigeno-marte-arbol
MIT

"Esta es la primera demostración del uso real de recursos en la superficie de otro cuerpo planetario y su transformación química en algo que sería útil para una misión humana", dice el investigador principal adjunto de MOXIE, Jeffrey Hoffman, profesor de la práctica en el Departamento del MIT. de Aeronáutica y Astronáutica. "Es histórico en ese sentido".

La versión actual del instrumento tiene un diseño bastante minimalista, precisamente para que cupiera a bordo del rover Perseverance, y está diseñado para funcionar por períodos cortos. Una fábrica de oxígeno a gran escala incluiría unidades más grandes que, idealmente, funcionarían de forma continua. Los ingenieros planean mejorar su capacidad y aumentar su producción, particularmente en la primavera marciana, cuando la densidad atmosférica y los niveles de dióxido de carbono son altos. Hasta ahora, Moxie ha demostrado que puede generar oxígeno en casi cualquier momento del día y del año marcianos. Si el sistema puede funcionar con éxito a pesar de encenderse y apagarse repetidamente, esto sugeriría que un sistema a gran escala, diseñado para funcionar continuamente, podría hacerlo durante miles de horas.


"La próxima carrera que se avecina será durante la densidad más alta del año, y solo queremos generar la mayor cantidad de oxígeno posible", aclara Hecht. "Entonces pondremos todo tan alto como nos atrevamos, y dejaremos que funcione todo el tiempo que podamos".


"Para apoyar una misión humana a Marte, tenemos que traer muchas cosas de la Tierra, como ordenadores, trajes espaciales y hábitats", dice Hoffman. "¿Pero el viejo y tonto oxígeno? Si puedes hacerlo allí hazlo, estarás muy por delante del juego".

Referencia: Jeffrey A. Hoffman, Michael H. Hecht, Donald Rapp, Joseph J. Hartvigsen, Jason G. Soohoo, Asad M. Aboobaker, John B. Mcclean, Andrew M. Liu, Eric D. Hinterman, Nasr, Shravan Hariharan, Kyle J. Horn, Forrest E. Meyen, Harald Okkels, Parker Steen, Singaravelu Elangovan, Christopher R. Graves, Piyush Khopkar, Morten B. Madsen, Gerald E. Voecks, Peter, H. Smith, Theis, L. Skafte, Koorosh R. Araghiand, David J. Eisenman. Mars Oxygen ISRU Experiment (MOXIE)—Preparing for human Mars exploration. Science Advances, 2022 DOI: DOI: 10.1126/sciadv.abp8636

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo