¿Por qué Urano y Neptuno no son del mismo color?

Estos dos gigantes de hielo tienen diferentes tonalidades de azul. Los científicos creen saber el motivo.

 Urano es de color azul pálido, mientras que Neptuno tiene un tono de azul mucho más profundo. ¿Por qué esta diferencia de color? Actualmente, la única información que tienen los científicos son los datos enviados desde las sondas Voyager 1 y 2 hace más de 30 años y desde los telescopios aquí en la Tierra y en órbita. Ahora los científicos creen saber la respuesta.

El motivo radica, según el equipo de investigadores dirigidos por la Universidad de Oxford (Reino Unido) en el hecho de que Urano tiene una capa de neblina en su atmósfera que es aproximadamente el doble del grosor de Neptuno, lo que le otorga un color mucho más claro.

"Esto explica por qué Urano es de un color azul más pálido que Neptuno", aclara Patrick Irwin, autor principal del estudio.


Los científicos han llamado a esta capa Aerosol-2 y probablemente se vería blanquecina en longitudes de onda visibles. Sirve para aclarar la apariencia de este planeta, de forma similar a como el papel de calco hace que los colores más vibrantes se vean más apagados.


Utilizando datos del Telescopio Espacial Hubble y observatorios terrestres, así como información obtenida de la nave espacial Voyager 2, Patrick Irwin de la Universidad de Oxford y sus colegas han desarrollado modelos detallados de las atmósferas de ambos mundos que podrían explicar la diferencia de color.


Los modelos mostraron que ambos planetas tienen una presión atmosférica casi igual y que ambos contienen grandes cantidades de sulfuro de hidrógeno, hielo y fotoquímicos. De la misma forma, los dos poseen una capa atmosférica superior nebulosa con una presión más baja. Los investigadores sugieren que la neblina de ambos planetas es producida por materiales en la atmósfera que son empujados hacia arriba hasta que se concentran y el metano se condensa. Más tarde, se convierten en semillas que conducen a la formación de copos, que caen hasta que sus partículas se liberan y se utilizan como parte de la formación de nuevas nubes.

 

 

En este planteamiento, la atmósfera de Urano sería más espesa que la de Neptuno, lo que le otorgaría este color azul mucho más oscuro a Neptuno. (El motivo por el que los dos son azules es porque el metano refleja la luz azul).

"Dado que se descubrió que estas partículas absorben los rayos UV, explicaría la menor reflectividad UV observada de Urano y también explica por qué Urano parece tener un color azul más pálido para el ojo humano que Neptuno, ya que se encuentra que estas partículas tienen un espectro de reflectividad visible más o menos blanco", escribieron los investigadores en su artículo.

Según los expertos, las observaciones que se realicen en el futuro ayudarán a responder más preguntas acerca de estos interesantes mundos gélidos y aquí, el telescopio espacial James Webb, tendrá mucho que decir. Ya hay planificadas observaciones a Neptuno y Urano durante el primer año de funcionamiento de Webb.

 

 

También te puede interesar:

Referencia: Patrick G.J. Irwin et al, Hazy blue worlds: A holistic aerosol model for Uranus and Neptune, including Dark Spots. arXiv:2201.04516v1 [astro-ph.EP], arxiv.org/abs/2201.04516

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo