¿Por qué son de oro los espejos del telescopio James Webb?

El icónico y enorme espejo del observatorio que sucederá al telescopio Hubble lleva una capa de oro. Este es el motivo.

El espejo que permitirá al telescopio espacial James Webb estudiar rincones del cosmos nunca antes vistos es el baluarte del telescopio más poderoso de la historia. James Webb, una colaboración conjunta entre la NASA, la Agencia Espacial Europea y la Agencia Espacial Canadiense, cuenta con un gran espejo (6,5 metros de ancho) compuesto, a su vez, por 18 espejos más pequeños que permitirán a los científicos medir la luz de galaxias muy muy lejanas.

Aparte de su forma hexagonal, otra de las cosas que llama la atención en este telescopio es el color dorado brillante de su espejo. ¿Por qué oro? Porque el oro es increíblemente reflectante, para no perder fotones en las observaciones. Al parecer, los espejos de Webb son 98% reflectantes.

Eso sí, no son de oro macizo, sino que están recubiertos de una capa de oro (lo cierto es que están fabricados con berilio, que es un metal fuerte pero bastante ligero). Cada pieza pesa unos 20 kilos en la Tierra.

Webb está programado para lanzarse al espacio el 24 de diciembre desde el Centro Espacial de Guayana, o el puerto espacial de Europa, en Korou, Guayana Francesa.

 

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo