Planean perforar la corteza terrestre para sacar energía 'verde'

Como si de una película de ciencia ficción se tratara, el taladro penetrará 20 kilómetros en la corteza terrestre.

La energía geotérmica es un tipo de energía renovable extraída del núcleo de la Tierra que está siempre disponible y es que, para la energía solar, el Sol no siempre brilla y para la eólica, el viento no siempre sopla, lo que hace que no sean tan prácticas como cabría esperar. Sin embargo, el núcleo de la tierra siempre está ardiendo. Ahora, un equipo de ingenieros del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) pretende perforar el planeta hasta a 20 kilómetros con el objetivo de localizar una fuente de energía limpia y continua.

 


¿Cuál es el mayor obstáculo?

Que la energía geotérmica solo puede encontrarse en zonas volcánicas o cerca de los bordes de las placas tectónicas. Hay muy pocos lugares donde las rocas calientes adecuadas para la extracción de energía geotérmica se asienten convenientemente cerca de la superficie. El plan es emplear una nueva tecnología de perforación para llegar hasta profundidades nunca vistas: de 10 a 20 kilómetros en las entrañas de la Tierra. Con un girotrón.


Lo máximo a lo que hemos llegado a perforar hasta el momento ha sido 12,3 kilómetros, el Kola Superdeep Borehole, el agujero más profundo que la humanidad ha logrado realizar. Fue un proyecto ruso cerca de la frontera noruega que se puso en marcha en 1970, con el objetivo de perforar la corteza hasta el manto. Decidieron que era económicamente inviable seguir.

La empresa Quaise Energy, es la startup que pretende hacer posible la obtención de energía geotérmica en cualquier momento y en cualquier lugar (ha recibido una financiación de 63 millones de dólares para lograrlo). Si tiene éxito, podría revolucionar para siempre la forma en que producimos energía renovable.

 


¿Cómo funcionaría?


Usar un taladro al uso no es una opción, aunque fuese muy grande, ya que se rompería o incluso se derretiría a cierta profundidad, cuando el calor y la presión ya son demasiado fuertes. Y crear un material que pueda soportar tales condiciones sería muy costoso, por lo que la perforación se ha mantenido estrictamente cerca de la superficie. En cambio, el sistema operaría perforando hasta la roca base y luego disparando -con girotrones- ondas milimétricas de alta potencia al suelo, sin la necesidad de perforaciones mecánicas complejas que están limitadas por la presión y el calor intenso mencionados en lo profundo de la corteza terrestre. Estas ondas electromagnéticas generadas por los girotrones, en la parte del espectro de ondas milimétricas, son longitudes de onda más cortas que las microondas, pero más largas que la luz visible o infrarroja.

 

La energía renovable olvidada

Así, aunque parezca sacado de una película de ciencia ficción, la tecnología implica el uso de ondas de alta frecuencia para calentar la roca en su camino a una temperatura tal que se derrita o se vaporice. Al conectar un girotrón de megavatios de potencia a lo último en herramientas de corte, Quaise espera poder abrirse camino a través de la roca más dura y caliente, hasta profundidades de alrededor de 20 kilómetros en cuestión de meses. A estas profundidades, el calor de la roca circundante alcanza temperaturas de alrededor 500 ºC.

Luego, la compañía usaría este calor para "reactivar las plantas de energía tradicionales", eliminando la necesidad de combustibles fósiles. "Esta ronda de financiación nos acerca a proporcionar energía base limpia y renovable", dijo Carlos Araque, director ejecutivo y cofundador de Quaise Energy, en un comunicado.

Si pudiéramos perforar lo suficientemente profundo, podríamos colocar estaciones de energía geotérmica en cualquier lugar que quisiéramos.

 


¿Cuándo entrará en funcionamiento?

La meta es contar con la primera plataforma de perforación en funcionamiento para 2024. Los primeros pozos producirían hasta 100 megavatios de energía geotérmica en 2026. Un par de años más, en 2028, y ya se podrían cuantificar plantas de energía fósil reutilizadas en energía limpia proveniente de las profundidades de la Tierra, en todo el mundo.

“El camino hacia la energía limpia a escala de teravatios no requiere la construcción de una infraestructura global. Quaise Energy está acelerando la transición hacia la energía limpia al repotenciar la infraestructura de combustibles fósiles de la industria energética actual con vapor geotérmico limpio”, explican responsables de Quaise Energy.

 

Referencia: Quaise.energy

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo