Observar los minerales podría transformar nuestra manera de buscar vida alienígena

La naturaleza creó el 40 por ciento de las 5.659 especies minerales reconocidas de la Tierra. Algunos minerales son miles de millones de años anteriores a nuestro planeta.

 

La Asociación Mineralógica Internacional (IMA), el congreso mundial del campo de estudio, ha definido alrededor de 5 800 especies catalogadas: desde pirita y diamante hasta hidroxiapofilita-(K) y ferro-ferri-fluoro-leakeíta. Se trata de una colección que los científicos han reunido durante siglos.

 


Dando sentido al desarrollo de la Tierra

Los minerales se distinguen típicamente por su estructura y química únicas. Pero debido a que cada mineral contiene información sobre la Tierra desde el momento en que se formó la roca, dicen los autores del estudio, centrarse en el origen de los minerales puede servir mejor para el estudio del surgimiento de la vida y la evolución de los planetas.


Han descifrado los orígenes misteriosos de los minerales de la Tierra y detallado su formación diversa durante miles de millones de años, encontrando evidencia del papel del agua y elementos raros en su formación, así como 297 que son anteriores al nacimiento de nuestro planeta.

Los investigadores descubrieron que el agua desempeñó un papel dominante en la formación de más del 80 por ciento de las especies minerales y que 41 elementos de tierras raras, incluidos arsénico, cadmio, oro, mercurio, plata, titanio, zinc, uranio y tungsteno, son componentes esenciales de aproximadamente 2 400 de todos los minerales del planeta.

 


Informática mineral


La compilación también permitió al equipo dar un paso atrás y pensar en la evolución de los minerales desde una perspectiva más amplia.

Los investigadores de la universidad de Carnegie descubrieron que los minerales pueden formarse de 57 formas diferentes, como colisiones de asteroides, evaporación u oxidación. La lista incluye lo obvio, como los productos de la lava y la desintegración radiactiva, pero los autores hacen distinciones entre hervidos y horneados (es decir, cocinar con y sin agua). O incluso derivados de la orina o los excrementos de pájaros/murciélagos (72 ejemplos). Los microorganismos también pueden dejar depósitos metálicos cuando toman elementos específicos para sí mismos, o cuando separan compuestos en busca de una explosión de energía eléctrica.

observar-minerales
ARKENSTONE/Rob Lavinsky

Cada espécimen mineral tiene una historia. Cada uno cuenta una historia. Cada una es una cápsula del tiempo que revela el pasado de la Tierra como nada más puede hacerlo”, comentó Robert Hazen en un comunicado de prensa. “Más del 80 por ciento de los minerales de la Tierra estaban compuestos por agua, que es, por lo tanto, de importancia fundamental para la diversidad de minerales en este planeta. Por extensión, esto explica una de las razones clave por las que la Luna, Mercurio e incluso Marte tienen muchas menos especies minerales que la Tierra”.

“El agua es increíblemente importante”, dice Hazen, y agrega que la estimación es conservadora. “Puede estar más cerca del 90 por ciento”.

 


Vida en otros planetas

El trabajo fue financiado en parte por la NASA debido a las implicaciones que tiene para interpretar el desarrollo de otros mundos a través de los minerales que podemos encontrar allí. Y es que la vida deja su huella en las rocas, no solo en forma de fósiles, sino también en su composición mineral.


Esto significa que si los investigadores ven agua en un planeta como Marte, pueden adivinar que tiene un ecosistema rico en minerales, pero los científicos podrían identificar qué minerales hay en el Planeta Rojo y luego usar el nuevo catálogo para trabajar hacia atrás y descubrir cómo era su entorno en el pasado. Un grupo de minerales, por ejemplo, podría explicar si hubiera habido agua, o incluso vida.


“Los minerales pueden ser clave para reconstruir toda la 'vida pasada' y predecir la 'vida futura' de la Tierra”, y comprender la evolución de los minerales “ofrecerá un camino novedoso para que podamos explorar el espacio profundo y buscar vida extraterrestre y habitable planetas en el futuro”, concluyen los autores.

También te puede interesar:

Referencia: Robert M. Hazen et al, On the paragenetic modes of minerals: A mineral evolution perspective, American Mineralogist (2022). DOI: 10.2138/am-2022-8099

Robert M. Hazen et al, Lumping and splitting: Toward a classification of mineral natural kinds, American Mineralogist (2022). DOI: 10.2138/am-2022-8105

Journal information: American Mineralogist

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo