Nueva teoría sobre lo que mató realmente a los dinosaurios

El astrofísico de Harvard, Avi Loeb, plantea que parte de un cometa fue lo que impactó en la Tierra y acabó con los dinosaurios hace 66 millones de años.

nueva-teoria
iStock

El reinado de los dinosaurios tocó a su fin hace 66 millones de años desde la costa de la provincia de Yucatán (México) a causa de una enorme roca llegada del espacio. Pero el polémico astrofísico de la Universidad de Harvard (EE. U.U.), del que ya hablamos hace poco por su insólita teoría acerca del viajero interestelar llamado Oumuamua, Avi Loeb, plantea un escenario distinto.

Según Loeb, un cometa gigante que se estrelló frente a Júpiter y luego se estrelló contra la Tierra hace 66 millones de años es el verdadero responsable de la aniquilación de los dinosaurios, y no un asteroide.

El equipo de la Universidad de Harvard analizó la mecánica del sistema solar, incluidos los cometas en la nube de Oort y sus movimientos durante millones de años, descubriendo que una proporción significativa de objetos de esta región helada del sistema solar pueden ser "desviados de su curso" por el campo gravitacional de Júpiter y golpear, potencialmente, la Tierra. En este planteamiento, el “impactador Chicxlulub” habría creado un cráter de 149 km de largo y 19 de profundidad frente a la costa de México, matando a los dinosaurios y aproximadamente tres cuartas partes de toda la vida en la Tierra en ese momento.

El impacto causó estragos en el nivel del mar, envió tsunamis como torrentes, provocó incendios forestales y envolvió la Tierra en una atmósfera de hollín y precipitación. Los resultados de esta catástrofe global incluyeron la extinción de la mayoría de las criaturas de gran tamaño y el final de la era de los dinosaurios.

 

“El sistema solar actúa como una especie de máquina de pinball”, dijo el estudiante de pregrado de la Universidad de Harvard, Amir Siraj y coautor del estudio. " Júpiter, el planeta más masivo, impulsa a los cometas entrantes de largo período a órbitas que los acercan mucho al Sol".

A medida que pasan cerca del Sol, los cometas, apodados sungrazers o rasantes del sol Kreutz, pueden experimentar poderosas fuerzas de marea que rompen trozos de roca y finalmente producen trozos de cometa con forma de metralla.

“En un evento de raspado solar, la porción del cometa más cercana al Sol siente un tirón gravitacional más fuerte que la parte que está más lejos, lo que resulta en una fuerza de marea a través del objeto”, explica Siraj. “Puedes obtener lo que se llama un evento de interrupción de las mareas, en el que un cometa grande se rompe en muchos pedazos más pequeños. "Y lo que es más importante, en el viaje de regreso a la nube de Oort, existe una mayor probabilidad de que uno de estos fragmentos golpee la Tierra".


Los nuevos cálculos aumentan las posibilidades de que los cometas de períodos prolongados impacten sobre la Tierra en un factor de aproximadamente 10, y muestran que aproximadamente el 20% se convierte en este tipo de “raspador solar”. Los investigadores dicen que su nueva tasa de impacto es consistente con la edad de Chicxulub, proporcionando una explicación satisfactoria de su origen y otros impactos similares.

"Estamos sugiriendo que, de hecho, si rompes un objeto cuando se acerca al sol, podría dar lugar a la tasa de eventos adecuada y también al tipo de impacto que mató a los dinosaurios", concluyó Loeb.

 

Referencia: Scientific Reports (2021). DOI: 10.1038/s41598-021-82320-2 , www.nature.com/articles/s41598-021-82320-2

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Vídeo de la semana

Continúa leyendo