Nuestro ancestro humano más directo es más antiguo de lo que se pensaba

Descubren en una cueva de Sudáfrica los fósiles más antiguos de 'Homo erectus', la primera especie humana que caminó completamente erguida.

homo-erectus
iStock

El hallazgo de un cráneo infantil en la cueva Drimolen de Sudáfrica revela que el Homo erectus vivió hace 2 millones de años junto a otras especies humanas más primitivas como el Australopithecus sediba y Paranthropus robustus. Se trata del fósil de Homo erectus más antiguo jamás encontrado, la primera especie humana en caminar completamente erguida y también la primera en salir de África hace cerca de 1,8 millones de años. Este descubrimiento modifica por completo el debate sobre dónde evolucionó esta especie tan exitosa.

 


Tres homínidos coexistiendo en el sur de África

Así las cosas, el Homo erectus pudo vivir entre 200.000 y 150.000 años antes de lo que hasta ahora se pensaba, evidenciando que miembros de tres líneas diferentes de homínidos se agruparon en el África austral hace aproximadamente 2 millones de años. Sin embargo, no está claro si las tres poblaciones antiguas habitaron la región exactamente al mismo tiempo.

Estos descubrimientos indican que se produjo una gran transición en la evolución de los homínidos en el sur de África. Durante este periodo de tiempo, las fluctuaciones climáticas y de hábitat llevaron a las especies de Australopithecus a la extinción. H. erectus y P. robustus resistieron esos desafíos ecológicos, posiblemente superando a Australopithecus por los limitados recursos, especulan los investigadores.

Los paleoantropólogos de la Universidad de La Trobe en Melbourne (Australia) encontraron dos cráneos fósiles, uno de Homo erectus (un niño) y otro de Paranthropus robustus (un adulto). Ambos hallazgos datan de entre 2,04 millones y 1,95 millones de años atrás, según exponen en su estudio publicado en la revista Science y dejan abierta la interacción de H. erectus con Paranthropus y Australopithecus. Eso sí, sin evidencia de ADN será muy difícil determinar si las tres especies pudieron cruzarse.

 

homo-erectus2
Andy Herries, Jesse Martin and Renaud Joannes-Boyau

Analizando los fósiles


Teniendo en cuenta que el Homo erectus fue la primera especie que conocemos cuya forma corporal se parece más a la nuestra, indicando una adaptación total a la vida en el suelo, también parece haber sobrevivido casi 2 millones de años sobre la Tierra, extendiéndose por gran parte del mundo, una dispersión tan amplia que plantea muchas preguntas acerca de su evolución.


El equipo fechó las cajas craneanas fósiles en Drimolen usando dos técnicas para calcular el tiempo desde que se formaron sedimentos justo debajo y arriba de donde se encontraron los especímenes, incluyendo la datación paleomagnética, por resonancia de espín de electrones, uranio-plomo y faunística. La evidencia de reversiones previamente fechadas del campo magnético de la Tierra en el sedimento Drimolen ayudó a confirmar las estimaciones de edad para los fósiles. Los investigadores estimaron que el cráneo del individuo más pequeño (DNH 134) contaba con una capacidad cerebral demasiado grande para un niño Australopitechus y que solo tenía 2-3 años cuando murió. Era un Homo erectus.


Después de todo, y debido a que el Homo erectus es uno de nuestros antepasados directos (los últimos Homo erectus vivieron hasta hace 117.000 años), el actual descubrimiento tiene implicaciones para los orígenes de los humanos modernos.


"Hasta este hallazgo, siempre supusimos que el Homo erectus se originó en el este de África. Pero DNH 134 muestra que el Homo erectus posiblemente proviene del sur de África. Eso significaría que más tarde se mudaron hacia el norte en África Oriental. A partir de ahí pasaron por el norte de África para poblar el resto del mundo", explica Stephanie Baker, coautora del trabajo.

 

Referencia: A.I.R. Herries el al., "Contemporaneity of Australopithecus, Paranthropus, and early Homo erectus in S. Africa," Science (2020). science.sciencemag.org/cgi/doi … 1126/science.aaw7293

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo