No, no hemos encontrado hongos en Marte

Aunque estas formaciones se asemejan a los hongos, las similitudes en la morfología no representan una evidencia de vida.

hongos-marte
NASA

Cuando encontremos vida en otro planeta, estamos seguros de que será la noticia más importante del milenio.

¿Podría haber hongos en Marte? Ante la difusión de un reciente estudio en el que un equipo internacional de científicos de países como EE. UU., Francia y China reunió y comparó evidencia fotográfica que, según dicen, muestra objetos parecidos a hongos que crecen en el planeta rojo, el artículo se ha extendido como la pólvora en redes sociales ante el “posible hallazgo de vida en Marte”.

 


¿Qué hay de verdad en esta afirmación?


En Marte, la mayor parte de la vida de la Tierra no sobreviviría; sin embargo, de acuerdo con las pruebas de resistencia que los investigadores de la NASA han realizado, algunos tipos de microbios, como el hongo del moho negro, podrían sobrevivir en la superficie del Planeta Rojo durante un período de tiempo considerable.

¿Significa esto que podría haber hongos vivos en Marte? Algunos científicos piensan que sí, a pesar de lo dudosa que pueda parecer esta posibilidad. Esta teoría se basa en la observación de más de 40 imágenes de los rovers Opportunity y Curiosity de la NASA, así como algunas tomadas por la cámara de alta resolución HiRISE del Mars Reconnaissance Orbiter. Usando círculos rojos y flechas para resaltar ciertas características, los investigadores del estudio señalan una serie de estructuras que se parecen mucho a las rocas, pero también a los hongos.

Estos especímenes parecidos a hongos, según los científicos, también aparecieron encima de los rovers que tomaron las imágenes, por lo que sugieren que estas "formas de vida" podrían crecer en cualquier superficie, no solo en el suelo marciano. Los científicos dicen que los objetos en cuestión muestran "especímenes de forma esférica de color blanco tiza", que el equipo de Mars Opportunity inicialmente dijo que era un mineral llamado hematita.

 

 

 

Los investigadores afirman que el viento marciano no descubrió las esferas amorfas y que "se expanden en tamaño o, por el contrario, cambian de forma, se mueven a nuevas ubicaciones y / o disminuyen de tamaño y casi desaparecen".

“Muchos de estos especímenes esféricos a nivel del suelo también tienen tallos o se han desprendido porciones de sus membranas externas, posiblemente crustosos, y están rodeados de trozos blancos y material esponjoso similar a esporas”, continúan los expertos.

Desafortunadamente, el artículo publicado en la revista Advances in Microbiology, forma parte de la cartera de Scientific Research Publishing (SCIRP) que cuenta con un amplio historial de plagio de artículos de otras revistas, por lo que es bastante difícil tomarse en serio su contenido.


Además, estas insólitas afirmaciones han sido recibidas con escepticismo por parte de la comunidad científica, que cita una metodología inexacta en el estudio y señala que detectar similitudes en las fotografías no puede exponerse como evidencia de vida en Marte.

En los próximos años (o décadas), los astronautas que habiten Marte podrían ser los primeros en confirmar finalmente que no estamos solos en el universo; pero hasta entonces, solo podemos calificar de polémico este estudio del que la NASA aún no se ha pronunciado oficialmente.

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo