Ni una bomba nuclear detendría un gran asteroide que se dirigiera a la Tierra

El ejercicio de simulación masivo que duró seis meses ha concluido con un impacto devastador para nuestro planeta. Este es el resultado.

Cada dos años, como parte de la Conferencia de Defensa Planetaria de la Academia Internacional de Astronáutica, los científicos y el personal de respuesta a emergencias se reúnen para discutir una amenaza de asteroide totalmente hipotética desde que es descubierto hasta el momento del impacto.

El ejercicio de este año se llevó a cabo del 26 al 28 de abril y el escenario presentó un impacto con solo seis meses para poder reaccionar al impacto de un gran asteroide en trayectoria de colisión con nuestro planeta. Los astrónomos tenían, por tanto, seis meses para idear un plan con objeto de salvar vidas y evitar que una roca masiva se estrellara contra la Tierra, habiendo sido detectada a tan solo 56 millones de kilómetros de distancia de nuestro planeta.

Para el ejercicio de simulación, los científicos utilizaron sistemas de radar, imágenes de datos y otras tecnologías como el telescopio más grande del mundo.

 


¿Cómo terminó el ejercicio?


Los científicos determinaron que seis meses no es tiempo suficiente para preparar una nave espacial y mandarla a que se estrelle contra el asteroide y que una bomba nuclear, como en la película Armageddon (¿recuerdas el verano de 1998 cuando Bruce Willis es reclutado para colocar una bomba nuclear en un asteroide, detonarla y conseguir dividir un asteroide que se precipita hacia la Tierra pronosticando un evento de extinción global?), tampoco derribaría la monstruosa roca espacial.

 

¿Es una debilidad tener tan poco tiempo de reacción?

En efecto, tener un límite de tiempo tan cerrado es una debilidad clave en nuestros sistemas de defensa contra asteroides.

"La mejor solución para este escenario es no entrar en él en primer lugar", dijo Lindley Johnson, Oficial de Coordinación de Defensa Planetaria de la NASA, durante el escenario hipotético.

La mayoría de los asteroides y cometas cercanos a la Tierra que identifican habitualmente los astrónomos, que son más de 25.000 hasta la fecha, no representan ninguna amenaza para nosotros o nuestro planeta. Dichos objetos nunca acaban cruzando la órbita terrestre o son tan pequeños que se acaban vaporizando al caer a través de nuestro escudo protector que llamamos atmósfera.

 


Pero, ¿y cuándo se trata de una roca de considerable tamaño?

Para cuando tengamos que enfrentarnos a este momento, los expertos en defensa planetaria practican anualmente qué hacer si se nos acaba la suerte y tenemos que vernos en este tipo de escenario, para asegurarnos de que podemos contar con la mejor oportunidad de protegernos. En esta ocasión, la simulación, bajo el nombre de 'Opciones de misión espacial para el escenario hipotético de impacto de asteroide', tuvo consecuencias catastróficas.

 


El equivalente a un simulacro de incendio

El asteroide, llamado 2021PDC, fue descubierto por el proyecto de estudio de objetos cercanos a la Tierra, operado por la Universidad de Hawái para el Programa de Defensa Planetaria de la NASA. Los diseñadores de misiones espaciales buscaron interrumpir el asteroide antes del impacto, pero concluyeron que el corto período de tiempo "no permitió emprender una misión espacial creíble, dado el estado actual de la tecnología". Bombardear el asteroide tampoco fue buena opción.

"Cada vez que participamos en un ejercicio de esta naturaleza, aprendemos más sobre quiénes son los actores clave en un evento de desastre y quién necesita saber qué información", aclara Lindley Johnson, Oficial de Defensa Planetaria de la NASA.


La NASA ha participado en siete escenarios de impacto: cuatro en Conferencias de Defensa Planetaria anteriores (2013, 2015, 2017 y 2019) y tres en conjunto con la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

 

 

También te puede interesar:
Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo