Neandertales y osos de las cavernas, enemigos prehistóricos

Tenian que disputarse el territorio hace unos 120.000 años.

Neandertal luchando con un oso

Arqueólogos de la Universidad del País Vasco han descubierto que los neandertales que se refugiaban en las cuevas de Lezetxiki, Lezetxiki II y Astigarragako Kobea (Guipúzcoa) vieron su convivencia alterada por los osos de las cavernas, con los que tenían que disputarse el territorio hace unos 120.000 años.

 

Los investigadores han hallado útiles líticos y restos óseos de estos carnívoros que confirman estos encontronazos entre el Pleistoceno medio y el superior. En los objetos descubiertos se han encontrado múltiples marcas de dientes y arañazos, lo que indica que se les dio un uso prolongado mientras los neandertales habitaban en estas cuevas

 

También se ha identificado en las tres grutas aspectos del Chatelperroniense, un periodo cultural que sólo se ha identificado en la cornisa cantábrica y en el sur de Francia.

El Chatelperroniense es la forma cultural más avanzada que se conoce de los neandertales, con útiles y adornos óseos que poseían algún significado. Esta tecnología no es común en todos los yacimientos estudiados, por eso es un periodo muy atractivo y que genera mucho debate.

 

“Esta era una época prácticamente desconocida en la cornisa cantábrica hasta hace pocos años”, declara a la agencia de noticias científicas SINC Aritza Villaluenga Martinez, investigador que lidera el estudio.



Durante esta fase, según los científicos, los humanos no utilizaban estas cuevas como residencia permanente, sino que se adentraban en su interior para aprovecharse de los animales que quedaban allí acorralados y poder darles caza fácilmente.

 

De este modo, los neandertales del momento se las tuvieron que ver no solo con los osos de las cavernas, que según los restos encontrados podían llegar a medir unos tres metros, sino que también luchaban con hienas y lobos, de los que también se han encontrado huesos.

 

Gracias a este estudio, llevado a cabo por Álvaro Arrizabalaga y Aritza Villaluenga, podemos conocer más datos sobre esa transición entre los últimos neandertales y los primeros humanos modernos.

Etiquetas: cienciaevolución humana

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS