Nacen en China crías de ratón de dos hembras

El equipo de científicos chinos que ha producido estas 29 crías lo ha logrado usando células madre y edición de genes específicos.

ratones con dos madres


Un equipo de científicos de la Academia China de las Ciencias, con sede en Pekín, ha logrado producir ratones sanos a partir de dos progenitores del mismo sexo, en concreto de dos madres. Esto es algo que ya se había conseguido antes; la novedad reside en el método utilizado para lograrlo, mucho más efectivo y seguro, ya que han usado células madre y edición de genes específicos. Las 29 crías que nacieron no solo sobrevivieron, sino que además han sido capaces de procrear ellas mismas por medios naturales, según refleja el estudio, publicado en la revista científica Cell Stem Cell.


Los investigadores chinos que han llevado a cabo este trabajo con ratones han explicado que también consiguieron el nacimiento de doce crías a partir de dos padres –contenían ADN de los dos progenitores masculinos y luego los embriones fueron transferidos a hembras que los gestaron de manera subrogada–; sin embargo, no lograron sobrevivir más allá de las 48 horas.

 

No es extraño encontrar en la naturaleza especies que son capaces de procrear sin necesidad de reproducirse sexualmente. Así, la reproducción asexual ya se ha descrito en casos de tiburones cebra; de hecho, el año pasado se documentó el caso de Leonie, una tiburón cebra que vive en el acuario australiano de Reef HQ, de Townsville, y que pasó de reproducirse sexualmente a hacerlo sola en menos de dos años. También el dragón de Komodo, el lagarto más grande que existe, puede llegar a reproducirse de forma asexual, lo que sin duda constituye una ventaja evolutiva.

 

Qi Zhou, investigador de la Academia China de las Ciencias, explica en nota de prensa que estaban “interesados en la pregunta de por qué los mamíferos solo pueden reproducirse por la vía sexual”. “Tratamos de averiguar si podríamos producir ratones normales nacidos a partir de dos hembras, o incluso a partir de dos progenitores masculinos, utilizando células madre embrionarias (ESC) haploides con deleciones de genes”, destaca.


Un proceso complejo

 

Antes de nada, para entender la complejidad de lo que han conseguido, es preciso explicar que, en el caso de los mamíferos, mediante un mecanismo genético llamado impronta, algunos genes de la madre o del padre se desactivan y quedan silenciados durante el desarrollo de los gametos –células reproductoras masculinas (espermatozoides) o femeninas (óvulos) de un ser vivo–. Si a las crías les falta material genético de uno de los dos progenitores, esa descendencia puede sufrir anomalías y defectos en su desarrollo o incluso no ser viable. De manera que la impronta es el principal problema para que dos sujetos del mismo sexo puedan tener crías.

 

Años atrás, científicos japoneses ya lograron el nacimiento de ratones bimaternos eliminando genes improntados de óvulos inmaduros. “Sin embargo, los ratones generados mostraban características defectuosas y el método en sí es muy poco práctico y difícil de usar”, comenta Zhou.

 

Ahora, estos investigadores chinos han empleado células madre embrionarias haploides, con la mitad del número habitual de cromosomas y  ADN de un solo progenitor, de manera que han logrado rebajar el nivel de impronta programada. “Vimos en este estudio que las ESC haploides eran más similares a las células germinales primordiales, precursoras de los óvulos y los espermatozoides. La huella genómica que se encuentra en los gametos fue borrada”, explica por su parte otro de los autores del estudio, Baoyang Hu.

 

De momento parece muy poco probable que, en un futuro próximo, se considere la posibilidad de usar una tecnología similar en humanos dados los altos riesgos de que los embriones puedan sufrir anomalías genéticas graves. Aún queda mucho por investigar. Pero sí es cierto que este estudio deja patente que las barreras biológicas que impiden la reproducción de dos sujetos del mismo sexo podrían no ser insuperables.

CONTINÚA LEYENDO