Marte pudo tener un anillo

Nueva evidencia sugiere que Marte tuvo una vez anillo (y es probable que vuelva a tenerlo en el futuro). Hoy hablamos de la teoría de la luna cíclica.

marte-anillo
iStock

Un equipo de científicos del Instituto SETI y la Universidad de Purdue (EE. UU.) han descubierto que la única forma de producir la órbita tan inusualmente inclinada que presenta una de las lunas marcianas, Deimos, es que Marte haya tenido un anillo hace miles de millones de años. Mientras que algunos de los planetas más masivos de nuestro sistema solar tienen anillos gigantes (Júpiter, Saturno...) y numerosas lunas de gran tamaño, Marte solo tiene dos lunas pequeñas y deformadas, Fobos y Deimos. Aunque estas lunas son pequeñas, sus órbitas, bastante peculiares, esconden importantes secretos sobre su pasado.

Durante mucho tiempo, los científicos creyeron que las dos lunas de Marte, descubiertas en 1877, eran asteroides capturados por la órbita del planeta. Sin embargo, dado que sus órbitas están casi en el mismo plano que el ecuador de Marte, las lunas deben haberse formado al mismo tiempo que el planeta rojo. Pero la órbita de la luna más pequeña y distante, Deimos (que orbita el planeta cada 30 horas), está inclinada unos dos grados.

"El hecho de que la órbita de Deimos no esté exactamente en el plano con el ecuador de Marte no se consideró importante", dijo Matija Ćuk, líder del trabajo. "Pero una vez que tuvimos una idea distinta y la miramos con nuevos ojos, la inclinación orbital de Deimos reveló un gran secreto".

 

Fabricando un anillo marciano

Las teorías anteriores sugirieron que las lunas de Marte se formaron a partir de escombros expulsados cuando un impactador gigante golpeó a Marte entre 100 y 800 millones de años después de la creación del planeta. Sin embargo, este reciente giro en la teoría, sugiere que después de la colisión original y en el transcurso de miles de millones de años, generaciones de lunas marcianas se han reciclado en anillos, que , a su vez, fueron moldeados en nuevas lunas más pequeñas. Así, como un ave fénix que surge de sus cenizas, los científicos creen que una de las lunas actuales de Marte, pudo haber nacido de un anillo de polvo dejado por versiones anteriores de sí mismo.

Y la única forma de explicar la extraña inclinación orbital de Deimos sería que el anillo la estaba alejando, trasladándose a su órbita exterior.


La luna más antigua habría sido unas 20 veces más grande que Fobos y existió hace unos 3.000 millones de años. Esta antigua luna fue finalmente destrozada por la gravedad de Marte, y siguieron otros dos ciclos de anillo-luna.

 


Teoría de la luna cíclica

Los investigadores ya sabían que Marte podría desarrollar un anillo en el futuro lejano, ya que su frágil luna Fobos será arrastrada hacia el planeta durante millones de años y destrozada por sus fuerzas de marea para formar un anillo de partículas rocosas que lo rodearán. Este suceso tendrá lugar en aproximadamente 70 millones de años. Los expertos plantean que podría ser posible que se trate de un ciclo enorme en el que la materia rocosa que constituye la luna se separa y se vuelve a unir, con Marte oscilando entre tener anillos y lunas o no tenerlos. Por lo que habría ocurrido varias veces en el pasado, encajando con la historia de Deimos.

Esta investigación sigue siendo teórica, pero podremos contar con evidencia experimental disponible dentro de unos años si la Agencia Espacial Japonesa envía su nave espacial tal y como está previsto, a Fobos en 2024. Las muestras de Fobos podrían revelar mucho más sobre el origen de las lunas y la historia de Marte. Si no tiene más de un par de cientos de millones de años, sería suficiente para validar esta predicción.

 

Referencia: El estudio ha sido presentado en el 236º encuentro de la American Astronomical Society y aceptado para su publicación en la revista The Astrophysical Journal Letters. El estudio está disponible en arXiv. https://arxiv.org/abs/2006.00645

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo