Los viajes espaciales provocan pérdida ósea durante una década

'La pérdida ósea permanente debida a los vuelos espaciales es casi lo mismo que una década de pérdida ósea relacionada con la edad en la Tierra', dicen los autores.

 

Flotar en el espacio puede parecer divertido, pero hacerlo de forma prolongada tiene un coste enorme en tu cuerpo, Según un nuevo estudio publicado en la revista Scientific Reports, pasar solo unos meses en el espacio cambia los huesos de los astronautas, provocando una pérdida de densidad equivalente a la que la mayoría de los humanos perdería en un par de décadas aquí en la Tierra. Quizá lo más preocupante de todo es que después de un año, muchos astronautas no recuperan completamente la masa ósea perdida.


“La pérdida ósea ocurre en los humanos: a medida que envejecemos, nos lesionamos o en cualquier escenario en el que no podamos mover el cuerpo, perdemos hueso”, comenta Leigh Gabel, profesora asistente en kinesiología y autora principal del estudio. “Comprender qué les sucede a los astronautas y cómo se recuperan es increíblemente raro. Nos permite ver los procesos que suceden en el cuerpo en tan poco tiempo. Tendríamos que seguir a alguien durante décadas en la Tierra para ver la misma cantidad de pérdida ósea", aclara la experta.

 


Una preocupación para las futuras misiones a Marte


Investigaciones anteriores han demostrado que los astronautas pierden entre el 1% y el 2% de la densidad ósea por cada mes que pasan en el espacio, ya que la falta de gravedad les quita presión a las piernas cuando se trata de no poder permanecer de pie y caminar. El hecho de no soportar peso ante la ausencia de gravedad, afecta mucho a los huesos.

La nueva investigación escaneó las muñecas y los tobillos de 17 astronautas antes, durante y después de una estadía en la Estación Espacial Internacional (ISS). La densidad ósea que perdieron los astronautas fue equivalente a la que perderían en varias décadas si regresaran a la Tierra, dijo el coautor del estudio, Steven Boyd, de la Universidad de Calgary en Canadá y director del Instituto McCaig para la Salud de los Huesos y las Articulaciones.

La mayoría de los astronautas demostraron una recuperación incompleta de la densidad ósea, la fuerza y el grosor trabecular en la tibia distal que soporta el peso. Después de un año de regreso a casa, nueve astronautas aún no habían recuperado la densidad de sus tibias. La pérdida total de masa ósea en los nueve sujetos fue comparable a la pérdida de masa ósea de una década que enfrentan las personas mayores en la Tierra.

“Comprender lo que les sucede a los astronautas y cómo se recuperan es increíblemente raro. Nos permite ver los procesos que suceden en el cuerpo en tan poco tiempo. Tendríamos que seguir a alguien durante décadas en la Tierra para ver la misma cantidad de pérdida ósea”, explica Gabel.

La recuperación incompleta de la densidad ósea y la fuerza fue más pronunciada en los astronautas que volaron en misiones de mayor duración, para quienes la pérdida ósea después del vuelo espacial fue significativamente mayor que en los astronautas en misiones más cortas (menos de 6 meses).

“Hemos visto astronautas que tenían problemas para caminar debido a la debilidad y la falta de equilibrio después de regresar de un vuelo espacial, a otros que andaban alegremente en bicicleta en el campus del Centro Espacial Johnson para reunirse con nosotros para una visita de estudio", aclara Boyd.

Teniendo en cuenta que pensamos aventurarnos en misiones de larga duración a Marte y más allá, es importantísimo considerar de qué forma este tipo de viaje puede afectar a nuestro organismo. Debemos considerar cómo la ingravidez afectará a nuestros cuerpos a corto y largo plazo para evitar efectos posteriores significativos y duraderos. ¿Cuanto más tiempo pasemos en el espacio, seguirá empeorando este efecto con el tiempo? Los científicos no lo saben, pero es menester averiguarlo.

 

También te puede interesar:

Referencia: Gabel, L., Liphardt, AM., Hulme, P.A. et al. Incomplete recovery of bone strength and trabecular microarchitecture at the distal tibia 1 year after return from long duration spaceflight. Sci Rep 12, 9446 (2022). https://doi.org/10.1038/s41598-022-13461-1

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo