Los restos de un mundo alienígena podrían yacer en lo más profundo de la Tierra

A vueltas con la teoría del Gran Impacto, el brutal choque entre un protoplaneta y una joven Tierra, que dio como resultado la formación de la Luna.

La Teoría del Gran Impacto es la más aceptada entre la comunidad científica para explicar cómo se formó nuestro satélite natural, la Luna. Dicha teoría expone que la Luna surgió como resultado de una gran colisión hace unos 4.500 millones de años entre una joven Tierra y un mundo del tamaño de Marte, al que solemos referirnos como Theia. Sin embargo, a pesar de ser uno de los modelos teóricos más examinados, la evidencia directa que indicase la existencia del impactador Theia sigue siendo difícil de alcanzar.

Ahora, un equipo de científicos ofrece una nueva y tentadora propuesta: los restos de Theia podrían seguir presentes en dos capas de roca del tamaño de un continente enterradas en lo más profundo del manto de la Tierra.


Ciertamente hace muchos años que los sismólogos se preguntan por el origen de estas dos manchas o capas de roca que se encuentran debajo de África Occidental y el Océano Pacífico, situadas a horcajadas sobre el núcleo terrestre como si de un par de auriculares se tratase. Con hasta 1.000 kilómetros de altura o incluso más, "son el factor más importante dentro del manto de la Tierra", comenta Qian Yuan, académico en sismología en Arizona State College y coautor del trabajo presentado en la conferencia virtual de Ciencia Lunar y Planetaria.

Estas estructuras anómalas son tan masivas que, a su vez, generan sus propias perturbaciones. Las ondas sísmicas de los terremotos se desaceleran abruptamente después de cruzar por medio de estas capas, lo que sugiere que son más densas y químicamente completamente diferentes de la roca del manto circundante. Un ejemplo de ello es el fenómeno conocido como la Anomalía del Atlántico Sur.

 

 

Las LLSVP son las entrañas de Theia


“Aquí, demostramos que el manto de Theia puede ser intrínsecamente varias veces más denso que el manto de la Tierra, lo que permite que los materiales del manto de Theia se hundan hasta el manto más bajo de la Tierra y se acumulen en pilas termoquímicas que pueden causar las LLSVP (grandes provincias de baja velocidad de corte o superplumas) observadas sísmicamente”, explican los investigadores.

Así, aunque desconocemos lo que pasó con el resto de Theia tras ese gran impacto, este modelo teoriza que las LLSVP pueden representar fragmentos antiguos del manto denso y rico en hierro de Theia, que yacería ahora en el propio manto de la Tierra cuando los dos mundos en desarrollo se unieron hace miles de millones de años.

 


¿Es fiable?

La teoría de un planeta Theia masivo también explicaría la escala de los LLSVP, que juntos contienen seis veces más masa que la Luna, pues habría implicado que el núcleo de Theia se habría fusionado rápidamente con el de la Tierra. Sin embargo, hay salvedades que plantear: la evidencia difusa de las LLSVP es una de ellas, por ejemplo, pues su estructura en forma de pila podría ser una mera ilusión creada por modelos internos basados en ondas sísmicas de baja frecuencia que difuminan pequeñas diferencias. Sea como fuere, las conclusiones son consistentes con investigaciones previas que sugieren que ciertas firmas químicas relacionadas a los LLSVP son, al menos, tan antiguas, como el impacto de Theia.

A este misterio le quedan aún más piezas por encajar, pero resulta una opción plausible.

 

 

Referencia: GIANT IMPACT ORIGIN FOR THE LARGE LOW SHEAR VELOCITY PROVINCES.Q. Yuan1*, M. M. Li1, S.J. Desch1andB.Ko1, 1Arizona State University. Estos hallazgos fueron presentados en la 52a Conferencia de Ciencia Lunar y Planetaria, realizada como un evento virtual la semana pasada. El estudio se encuentra actualmente en revisión, antes de su futura publicación en Geophysical Research Letters.

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Vídeo de la semana

Continúa leyendo