Los anillos de los árboles revelan una misteriosa tormenta solar que golpea cada 1.000 años

Los datos astronómicos ocultos en cedros y pinos reflejan un abanico de eventos potencialmente devastadores para la Tierra.

 

El universo tiene miles de millones de años (13.700 millones de años), pero los telescopios y el estudio moderno del cosmos apenas existe desde hace unos pocos de siglos, de ahí que los científicos recurran a fuentes creativas, como los anillos de los árboles, para obtener datos sobre eventos cósmicos anteriores a Galileo Galilei, padre de la ciencia moderna.

La historia del bombardeo de la Tierra con radiación cósmica está escrita en los árboles, según un reciente trabajo publicado en la revista Proceedings of the Royal Society A: Mathematical, Physical and Engineering Sciences, 2022.


Las tormentas solares más devastadoras de la historia se convierten en anillos de árboles

Los anillos de crecimiento de los árboles no solo sirven para determinar la edad exacta de los árboles y correlacionar su crecimiento con los cambios climáticos y ambientales. También registran los efectos de cambios más distantes, incluida la actividad del Sol.


La pista principal es un isótopo radiactivo de carbono llamado carbono-14, a menudo denominado radiocarbono. En comparación con otros isótopos naturales de carbono en la Tierra, el radiocarbono es relativamente escaso. Se forma únicamente en la atmósfera superior, cuando los rayos cósmicos chocan con los átomos de nitrógeno, lo que desencadena una reacción nuclear que crea radiocarbono. Y los árboles absorben carbono diariamente a medida que absorben dióxido de carbono y expulsan oxígeno

“Cuando la radiación golpea la atmósfera, produce carbono-14 radiactivo, que se filtra a través del aire, los océanos, las plantas y los animales, y produce un registro anual de radiación en los anillos de los árboles. Modelamos el ciclo global del carbono para reconstruir el proceso durante un período de 10.000 años, para obtener información sobre la escala y la naturaleza de los eventos de Miyake", dicen los científicos.


El evento de Miyake también es conocido como evento de Carlomagno porque Carlomagno gobernó Europa occidental en ese momento de la historia. También se llama pico de carbono 14 774–775. Produjo el aumento más significativo de 14C que conocemos.

Rastreando tormentas radiactivas


Así, un equipo de investigadores, dirigido por Benjamin Pope de la Facultad de Matemáticas y Física de la Universidad de Queensland (Australia), aplicó estadísticas sofisticadas a datos de árboles de miles de años para aprender más sobre las "tormentas" radiactivas.


En el artículo, el equipo señala que uno de los eventos con la mayor cantidad de datos de anillos de árboles ocurrió en el año 774 y parece haber sido más de 10 veces más poderoso que el evento Carrington de 1859, que fue una tormenta geomagnética vinculada a erupciones en el Sol. Cuando la explosión golpeó la Tierra, supuestamente provocó que las líneas de telégrafo se incendiaran y generara auroras globales espectaculares.

“Estas explosiones masivas de radiación cósmica, conocidas como eventos de Miyake, ocurrieron aproximadamente una vez cada mil años, pero su causa no está clara”, dijo Pope. “La teoría principal es que son erupciones solares masivas. Necesitamos saber más, porque si una de estas cosas sucediera hoy, destruiría la tecnología, incluidos los satélites, los cables de Internet, las líneas eléctricas de largo alcance y los transformadores. El impacto en la infraestructura global no sería concebible”.

Los investigadores no saben qué podría estar causando estos eventos pero podrían ser supernovas, cuya radiación puede atravesar el espacio. Otras posibles causas incluyen las superllamaradas solares, pero el hecho es que no haya una explicación simple que explique claramente qué causa los eventos de Miyake, ya es motivo de preocupación.

Pope dice que los datos disponibles muestran que hay aproximadamente un 1% de posibilidades de que tal evento suceda en la próxima década. “Pero no sabemos cómo predecirlo o qué daños puede causar”, dijo el científico. "Estas probabilidades son bastante alarmantes y sientan las bases para futuras investigaciones".

Referencia: Qingyuan Zhang, Utkarsh Sharma, Jordan A. Dennis, Andrea Scifo, Margot Kuitems, Ulf Büntgen, Mathew J. Owens, Michael W. Dee, Benjamin J. S. Pope. Modelling cosmic radiation events in the tree-ring radiocarbon record. Proceedings of the Royal Society A: Mathematical, Physical and Engineering Sciences, 2022; 478 (2266) DOI: 10.1098/rspa.2022.0497

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo