Logran regenerar la pata amputada de una rana

Los científicos lo han conseguido gracias a un cóctel de fármacos sobre un molde de silicona sellado al muñón del anfibio.

Utilizando un cóctel de hasta cinco fármacos -cinco compuestos pro-regenerativos- aplicados en un dispositivo portátil de silicona adherido a sus muñones, un equipo de científicos de la Universidad de Tufts y la Universidad de Harvard han logrado regenerar las ancas de rana perdidas de una especie que no puede regenerar naturalmente sus propias extremidades. Cada medicamento cumplía su propio propósito, incluida la reducción de la inflamación, la inhibición de la producción de colágeno que conduciría a la cicatrización y el fomento del nuevo crecimiento de fibras nerviosas, vasos sanguíneos y músculos.

 


Un paso más en medicina regenerativa


Su objetivo, en el futuro, es probar su técnica en mamíferos. Y, aunque todavía es muy pronto para esta etapa de la investigación, sugieren que este enfoque novedoso podría aplicarse a humanos con extremidades perdidas, algo que, por el momento, queda relegado al entorno de la ciencia ficción.

Muchas criaturas tienen la capacidad de regeneración completa de al menos algunas extremidades, incluidas las salamandras, las estrellas de mar, los cangrejos y los lagartos. Los seres humanos son capaces de cerrar heridas con el crecimiento de tejido nuevo, y nuestros hígados tienen una capacidad notable de regenerarse a tamaño completo después de una pérdida del 50%. Pero la pérdida de una extremidad grande y estructuralmente compleja (como un brazo o una pierna) no puede restaurarse mediante ningún proceso natural en los humanos o mamíferos en general.

 


Patas funcionales

Durante el experimento, tras aplicar durante 24 horas el cóctel de BDNK, 1,4-DPCA, RD5, GH y RA y meter las extremidades amputadas de las ranas en una tapa de silicona con un gel de proteínas de seda junto a estos medicamentos, en el transcurso de 18 meses, a las ranas de uñas africana (Xenopus laevis) se les restauraron las extremidades 'casi completamente funcionales', incluidos los dedos, que usaban para ayudarse a nadar.

 

"El hecho de que solo requirió una breve exposición a los fármacos para poner en marcha un proceso de regeneración de meses de duración sugiere que las ranas y quizás otros animales pueden tener capacidades regenerativas latentes que pueden activarse", explica Nirosha Murugan, investigadora afiliada del Allen Discovery Center de la Universidad de Tufts y líder del proyecto que publica la revista Science Advances.

Sus nuevas extremidades presentaban una estructura ósea similar al hueso de una extremidad natural, un complemento más rico de tejidos internos, incluidas las neuronas, e incluso algunos "dedos de los pies" en el extremo de la extremidad.


La extremidad regenerada se movió y respondió a estímulos como el toque de una fibra rígida, y las ranas pudieron usarla para nadar en el agua, moviéndose como lo haría una rana normal.


El equipo ahora quiere regenerar extremidades de rana que sean aún más funcionalmente completas, con dedos normales, membranas y características esqueléticas y musculares más detalladas, antes de pasar a los mamíferos. Queda mucho trabajo por hacer.

 

Referencia: Nirosha J. Murugan, Hannah J. Vigran, Kelsie A. Miller, Annie Golding, Quang L. Pham, Megan M. Sperry, Cody Rasmussen-Ivey, Anna W. Kane, David L. Kaplan, Michael Levin. Acute multidrug delivery via a wearable bioreactor facilitates long-term limb regeneration and functional recovery in adult Xenopus laevis. Science Advances, 2022; 8 (4) DOI: 10.1126/sciadv.abj2164

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo