Lo que parecía ser el dinosaurio más pequeño de la historia es un insólito lagarto

No era un pequeño pájaro primitivo del tamaño de un colibrí. Se trata de una especie desconocida de hace 99 millones de años.

insolito-lagarto
Stephanie Abramowicz/Peretti Museum Foundation, A. Bolet et al

En 2020, el descubrimiento de unos restos fósiles conservados en ámbar de aproximadamente 99 millones de años al norte de Myanmar, nos hizo creer que se trataba de un dinosaurio volador del tamaño de un colibrí. Sin embargo, el extraño Oculudentavis khaungraae, como así había sido descrita la especie, ha desconcertado a los científicos desde su descubrimiento.

El fósil consiste únicamente en un cráneo redondeado, parecido a un pájaro, con un hocico delgado y ahusado y una gran cantidad de dientes en la boca, junto con una cuenca del ojo similar a un lagarto, profunda y cónica. Las características parecidas a las de un pájaro llevaron a los científicos a identificar el fósil como un dinosaurio volador en miniatura, el más pequeño jamás encontrado. Ahora, un nuevo equipo de científicos ha revelado el descubrimiento de un segundo fósil de ámbar que se parece tanto a O. khangraae que pertenece al mismo género. Y el nuevo espécimen, denominado O. naga, se compone de un esqueleto parcial, que incluye todo el cráneo completo con escamas visibles y tejido blando, esto es, incluyendo partes de la parte inferior del cuerpo que revelan claramente que los miembros del género Oculudentavis no eran pájaros, sino lagartos.

Los restos de este espécimen están mejor conservados que los del anterior estudio. Y, a pesar de su conservación óptima, descubrieron que O. naga era un espécimen tan inusual que resultó ser todo un rompecabezas para resolver exactamente qué era.

 

insolito-lagarto2
Stephanie Abramowicz/Peretti Museum Foundation, A. Bolet et al

Cráneos deformados

Los investigadores utilizaron tomografías computarizadas para examinar ambas muestras. Las características de lagarto de Oculudentavis incluían escamas, dientes adheridos a la mandíbula directamente en lugar de en las cuencas (como los dientes de los dinosaurios) y un hueso del cráneo particular exclusivo de los escamatos o reptiles escamados.

"El ejemplar nos dejó a todos perplejos al principio porque si era un lagarto, era muy inusual", comentó Arnau Bolet, del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont de Barcelona. "Concluimos que ambos especímenes son lo suficientemente similares como para pertenecer al mismo género, Oculudentavis, pero una serie de diferencias sugieren que representan especies separadas".

Los expertos también determinaron que los cráneos de ambas especies se habían deformado durante la conservación. El hocico de Oculudentavis khaungraae se comprimió en un perfil más estrecho, más parecido a un pico, mientras que la caja del cerebro de O. naga, la parte del cráneo que encierra el cerebro, se comprimió. Las distorsiones destacaron características de aves en un cráneo y características de lagartijas en el otro, aclaró Edward Stanley, director del Laboratorio de Descubrimiento y Diseminación Digital del Museo de Historia Natural de Florida.

Así las cosas, los dos diminutos fósiles no son de la misma especie, pero pertenecen al mismo género de lagarto, que vivió hace aproximadamente 100 millones de años en la misma región del mundo.

Los investigadores aún no están seguros de dónde se encuentra Oculudentavis exactamente en la familia de los lagartos, pero al menos ahora están apuntando en la dirección correcta. Lo que está claro es que se trata de un animal realmente extraño, distinto a cualquier otro lagarto de los que tenemos hoy día.

 

También te puede interesar:

Referencia: A. Bolet et al. Unusual morphology in the mid-Cretaceous lizard Oculudentavis. Current Biology. Published online June 14, 2021. doi: 10.1016/j.cub.2021.05.040.

Z. Li et al. Is Oculudentavis a bird or even archosaur? bioRxiv.org. Posted online June 8, 2020. doi: 10.1101/2020.03.16.993949.

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Vídeo de la semana

Continúa leyendo