Llega la rosa biónica

Un grupo de científicos suecos ha integrado circuitos electrónicos en esta flor.

 

Como explican en la revista Science Advances Magnus Berggren y Ove Nilsson, del Laboratorio de Electrónica Orgánica de la mencionada universidad, los investigadores sumergieron el tallo de una rosa en una solución de PEDOT, un tipo de polímero conductor que se usa para imprimir circuitos electrónicos. Luego, el propio sistema vascular de la planta absorbió el polímero, que se autoensambló y formó cables de hasta diez centímetros. Así pudieron introducir transistores cubiertos de PEDOT y poner en marcha un sencillo circuito electrónico en la rosa.

 

En otro ejemplar, los expertos aplicaron la técnica conocida como “infiltración de vacío” para introducir también PEDOT, esta vez mezclado con nanofibras de celulosa, en las hojas de la rosa. Después, al aplicar una corriente eléctrica, dichas hojas cambiaban sutilmente de color.

 

“Mientras que antes carecíamos de herramientas para medir la concentración de diferentes moléculas en las plantas vivas, ahora seremos capaces de influir en la concentración de las sustancias que regulan su desarrollo y crecimiento. También será posible colocar en ellas sensores y transformar el azúcar producida mediante fotosíntesis en electricidad o incluso crear nuevos materiales”, ha declarado Berggren.

 

Imagen: Eliot Gómez / Linköping University

Etiquetas: biologíaciencianaturaleza

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS