Llega la lluvia de estrellas de las Gemínidas

La lluvia de meteoros Gemínidas es una de las más destacadas del año, tanto por el número de meteoros que pueden observarse como por su belleza. En 2017 las condiciones son optimas para disfrutar de este espectáculo celeste porque la Luna no saldrá hasta bien tarde y estará en fase menguante.

geminidas2017

Las lluvias de meteoros son uno de los eventos celestes más bellos que existen. Si observar la entrada de un meteoro en la atmósfera, a modo de estrellas fugaz, ya es sorprendente, más lo es contemplar una lluvia que alcance una frecuencia de 120 meteoros en una hora, como puede llegar a producirse en las Gemínidas. Estos eventos se han popularizado con el paso de los años debido, en parte, a que no hace falta disponer de equipo astronómico para presenciarlo. Tan solo requiere tumbarse en un lugar oscuro mirando al firmamento a “ojo desnudo” y disfrutar del espectáculo.

 

Las lluvias de meteoros se producen por la entrada de la Tierra en la estela de polvo desprendida por los cometas en su viaje alrededor del Sol, aunque en el caso de las Gemínidas la estela procede del asteroide Phaethon, que fue el primer asteroide descubierto, en 1983, por un satélite artificial, el Infrared Astronómical Satellite-IRAS. Este asteroide tiene algunas singularidades: se trata de un asteroide cercano a la Tierra (Near Earth Asteroid) y en concreto es de la categoría de los potencialmente peligrosos, ya que su órbita se puede cruzar con la de la Tierra a una distancia igual o menor a 0,05 unidades astronómicas (7,5 millones de kilómetros) y tienen una magnitud absoluta inferior a 22, en concreto de 14,6.

 

Este último parámetro está relacionado con el tamaño del asteroide que en el caso de Phaethon es de 5 kilómetros, por lo que un impacto contra nuestro planeta podría tener consecuencias catastróficas. Phaethon llegó a acercarse a la Tierra a 0,03 unidades astronómicas. Aunque en la aparición de este año no entraña ningún riesgo de impacto contra la Tierra, porque pasará a 0,12 unidades astronómicas viajando a 37 kilómetros por segundo, es necesario hacer un seguimiento para prever cambios en su órbita de cara a próximas apariciones. En 2017 Phaethon es uno de los objetivos de análisis del Grupo de Observatorios APT, especializados en el análisis de asteroides cercanos a la Tierra.

 

También te puede interesar:

Para observar las Gemínidas hay que tener en cuenta que el número de estrellas fugaces que se verán puede variar de un año para otro. Por tanto, la previsión de 120 meteoros por minuto, es una aproximación y hace referencia al momento del máximo. Por otra parte, el lugar de observación es fundamental disfrutar del evento. En la medida en la que el cielo sea más oscuro, y con menor contaminación lumínica, más meteoros podrán observarse.

 

A diferencia de otras efemérides astronómicas, no hay una hora de comienzo y de final del evento, debido a que la estela de polvo que deja el asteroide tiene un contorno difuso. Por tanto, aunque se espera que el máximo sea hacia las 06:30 UT del 14 de diciembre, es recomendable dedicar varias horas a la observación.

 

Esta lluvia de meteoros recibe su nombre por el punto desde donde aparentemente proceden los meteoros. Es decir, su radiante se encuentra en Géminis. Ahora bien, no es recomendable mirar hacia esa constelación, sino a varios grados de distancia de la misma para poder contemplar el rastro que dejan los meteoros. Desde Géminis, los minúsculos fragmentos rocosos desprendidos del asteroide Phaethon alcanzarán la atmósfera terrestre y entrarán en combustión dejando estelas de luz distribuidas radialmente. Pero hay que tener en cuenta que dicha distribución radial es solo aparente, ya que todos los fragmentos entrarán en la atmósfera de manera paralela unos respecto a otros.

 

El trazo radial que dibujan los meteoros no es más que una ilusión óptica como cuando nos situamos en el centro de las vías del tren y miramos hacia los raíles a larga distancia.

Además de realizar la observación se puede realizar un registro de los meteoros observados. Si este registro se hace con el suficiente rigor puede tener valor científico y contribuir a las predicciones de los próximos años, incluso puede complementar las medias que se realizarán desde la Window Observational Research Facility (WORF), una cámara instalada en la Estación Espacial Internacional con la que se están monitorizando estos eventos. En la página web de la Organización Internacional de Meteoros (IMO) se pueden encontrar las indicaciones para tomar este tipo de registros.

 

Si se prefiere, también se puede hacer fotografías del evento, obteniendo buenos resultados si se utiliza un objetivo tipo gran angular, o incluso un ojo de pez. Basta con dejar la cámara apuntando a varios grados de distancia de Géminis y programar series de fotos de varios minutos cada una. Se recomienda hacer pruebas con anterioridad para determinar la abertura de obturador y la sensibilidad del sensor fotográfico. La grabación de vídeos o la realización de un time-lapse también pueden dar resultados sorprendentes.

 

Otra alternativa, tal vez más cómoda para las frías noches de diciembre, es presenciar el evento online desde Canarias, mediante el canal web sky-live.tv. Se trata de una plataforma de retransmisión de eventos astronómicos integrada dentro del proyecto STAR4ALL y coordinada por el Doctor Miquel Serra-Ricart del Instituto de Astrofísica de Canarias. La retransmisión de las Gemínidas comenzará a las 23:00 horas UT.

Pero si se opta por la observación visual además de disfrutar de las Gemínidas se podrá contemplar algunas de las maravillas de firmamento de esta época del año, que son varias y muy interesantes como las Pléyades en Tauro, Las Híades, el doble cúmulo de Perseo o también, si el cielo es lo suficientemente oscuro, la galaxia de Andrómeda y la nebulosa de Orión M42. Los prismáticos y la manta pueden ser unos buenos compañeros para disfrutar de estos objetos.

 

Amadeo Aznar, Grupo de Observatorios APT Aras de los Olmos, Valencia www.apt.com.es

 

CONTINÚA LEYENDO