Las teorías más populares del fin del mundo

Muchas personas temen el fin del mundo y, por ello, nunca ha habido escasez de teorías sobre lo que podría implicar.

iStock

Hoy repasamos algunas de las teorías más famosas sobre cómo el mundo, tal como lo conocemos, terminaría.

 

Un nuevo Efecto 2000

 

El cambio del año 1999 a 2000 fue vivido con cierta inquietud. Las tiendas vendieron kits de emergencia Y2K con alimentos no perecederos antes del Día de Año Nuevo en 2000, cuando muchas personas pensaban que los ordenadores que operaban registros gubernamentales, sistemas de servicios públicos, bancos y cualquier cosa que contuviera algún tipo de chip informático se estropearían ante el cambio de año -el llamado error del milenio- y causarían un caos apocalíptico.
Según la Enciclopedia Británica, el desembolso general fue de más de 300.000 millones de dólares con objeto de actualizar los sistemas informáticos para soportar el supuesto error del milenio. Si bien no resultó necesario, condujo a mejores sistemas informáticos.

Aún seguimos esperando que pase algo. ¿Tendrán que lidiar nuestros sucesores con esta comedia en el cambio de 2999 al año 3000?

 

 

Por un despliegue de armas nucleares



La amenaza de una guerra nuclear sigue sobrevolando las mentes de muchos, ya que varios países tienen la capacidad de desplegar dispositivos tan destructivos como para poner fin al mundo tal y como lo conocemos. Una guerra nuclear provocaría explosiones y radiaciones mortales, y también contaminaría los alimentos y el agua. También podría afectar la calidad del aire y provocar un invierno nuclear, lo que podría causar temperaturas frías severas e interferir con la producción de alimentos.

 

Afortunadamente, las teorías de la conspiración o las predicciones sobre cómo y cuándo terminaría el mundo nunca han demostrado ser ciertas hasta ahora, aunque muchas nos han llamado la atención por su creatividad y originalidad. Muchas se han convertido en tema de fascinación pública y de la cultura pop.

 

¡Cuidado!: Alineación planetaria

 

Los eclipses son habituales en cualquier sistema solar y por ello, se entiende que, por pura probabilidad estadística, en algún momento todos los planetas visibles de nuestro sistema solar podrían acabar alineados. Esta tesitura es suficiente para plantear un escenario del fin del mundo. Sin embargo, ¿en qué podría afectarnos? En nada demostrable. Recordemos que estas alineaciones que tanto llaman la atención a algunos, son producto de la perspectiva del observador.

 

Una pandemia zombi

 

Tal y como comenta este artículo de Nobbot, las  pandemias a lo ‘The Walking Dead’ podrían existir, pero existe un severo control epidemiológico y una serie de operaciones de alerta y respuesta ante brotes de cualquier tipología. Si bien es cierto que la enfermedad ha matado a más seres humanos que cualquier otra cosa en el mundo, por encima de guerras o desastres naturales, también existe cierto límite evolutivo natural en cuanto a cómo puede desarrollarse una enfermedad. Además, los virus más contagiosos tienden a no matar, como el sarampión. El sarampión es un  virus increíblemente contagioso, pero lo único que puede conseguir es producir epidemias que causan la muerte, especialmente entre los niños pequeños malnutridos. Afortunadamente, existe una vacuna eficaz, con la que el sarampión se puede controlar y erradicar.

¿Entonces no podría haber un apocalipsis zombi? Lo cierto es que de la narrativa de ficción al mundo real, al menos en el caso de los periodos de infección y survivalismo, hay un gran trecho.

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo