Las ratas también se mueven al ritmo de la música

Michael Jackson, Lady Gaga, Queen... los científicos han observador cómo sus neuronas se sincronizan de forma innata con la música. Igual que nosotros.

 

No todo el mundo es capaz de seguir el ritmo, aunque hasta ahora pensábamos que era una cualidad especial y humana para reconocer y responder de forma natural al ritmo de la música. Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Tokio (Japón) han llevado a cabo un experimento con ratas que demuestra que estos roedores también son capaces de seguir el ritmo de la música.

 


No estamos solos en cuanto a ritmo

Los científicos reprodujeron música de Lady Gaga, Queen y Michael Jackson, así como una Sonata de Mozart en cuatro tempos diferentes. Cualquier movimiento se registraba tanto en la cámara como con un sensor en miniatura atado a sus cabezas.

"Las ratas mostraban una sincronización de ritmo innata, es decir, sin ningún tipo de entrenamiento o exposición previa a la música, más claramente entre 120 y 140 latidos por minuto (bpm)", explicó Hirokazu Takahashi, coautor del estudio que recoge la revista Science Advances.

 


Las ratas movían sus cabezas como los humanos

Las ratas llevaban adheridos pequeños acelerómetros inalámbricos que podían detectar incluso los más mínimos movimientos de la cabeza. Sonaron fragmentos de un minuto de la Sonata para dos pianos en re mayor de Mozart (K. 448) en cuatro tempos diferentes: 75, 100, 200 y 400 por ciento de la velocidad original. Si bien el tempo original de las canciones de la Sonata de Mozart es de 132 bpm, los resultados mostraron que la sincronización del ritmo de las ratas era más clara dentro del rango de 120-140 bpm (idéntica a la de los humanos)


Eso sí, encontraron que los movimientos de la cabeza se reconocían más fácilmente cuando las ratas estaban en posición bípeda. Un segundo experimento exploró este extremo y reprodujo canciones de artistas populares, como Maroon 5 y Lady Gaga, a las ratas.


Este nuevo hallazgo no solo desafía nuestro conocimiento de la mente animal, sino que también podría arrojar luz sobre la evolución de la música y la danza.

ratas-musica
Ito et al.

"La música ejerce un fuerte atractivo sobre el cerebro y tiene profundos efectos sobre la emoción y la cognición. Para utilizar la música de manera efectiva, necesitamos revelar el mecanismo neural que subyace a este hecho empírico", dijo Takahashi. "También soy especialista en electrofisiología, que se ocupa de la actividad eléctrica en el cerebro, y he estado estudiando la corteza auditiva de las ratas durante muchos años".

Tras realizar el experimento con ratas y luego con 20 participantes humanos, “nuestros resultados sugieren que el tempo óptimo para la sincronización de los latidos depende de la constante de tiempo en el cerebro", puntualiza el experto. "Esto demuestra que el cerebro animal puede ser útil para dilucidar los mecanismos de percepción de la música".

Si bien ha habido demostraciones previas de animales bailando al ritmo de la música (en TikTok contamos con una gran cantidad de ejemplos), el estudio es una de las primeras investigaciones científicas del fenómeno.

El equipo ahora planea investigar cómo otras propiedades musicales como la melodía y la armonía se relacionan con la dinámica del cerebro. “También estoy interesado en cómo, por qué y qué mecanismos del cerebro crean campos culturales humanos como las bellas artes, la música, ciencia, tecnología y religión. Creo que esta pregunta es la clave para entender cómo funciona el cerebro y desarrollar la IA (inteligencia artificial) de próxima generación. Además, como ingeniero, me interesa el uso de la música para una vida feliz”, concuyó Takahashi.

Referencia: Yoshiki Ito, Tomoyo Isoguchi Shiramatsu, Naoki Ishida, Karin Oshima, Kaho Magami, Hirokazu Takahashi. Spontaneous beat synchronization in rats: Neural dynamics and motor entrainment. Science Advances, 2022; 8 (45) DOI: 10.1126/sciadv.abo7019

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo