Las nubes emigran a los polos

Esta es la principal conclusión de un estudio que corrobora las consecuencias del cambio climático en la distribución de la masas nubosas de la Tierra.

De este trabajo se desprende además que las capas de nubes superiores de la atmósfera se sitúan a mayor altitud que hace 30 años, una consecuencia que también había sido pronosticada por los climatólogos. En definitiva, que el calentamiento global está cambiando la nubosidad mundial tal y como se esperaba.

Para llegar a estas conclusiones, los científicos han tenido que realizar un trabajo exhaustivo de revisión, desechando los datos tomados por sensores satelitales que se habían deteriorado con el paso del tiempo. También se valoraron los registros del vapor de agua en suspensión sobre los océanos y la reflectividad de la Tierra, o sea, la luz solar que rebota sobre la superficie de nuestro planeta y vuelve al espacio, ambos indicadores de una mayor o menor presencia de nubes.

Etiquetas: calentamiento globalclimainvestigaciónnubes

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS