Las lunas más extrañas del sistema solar

En nuestro sistema solar hay más de 200 lunas y aunque nuestra Luna es bastante enigmática hay muchas otras que merecen mención.

 

Todos los planetas principales, aparte de Mercurio y Venus, tienen lunas, y si hablamos de planetas como Saturno o Júpiter, tienen docenas de ellas orbitando a su alrededor. De Júpiter tenemos más cercanía con sus cuatro lunas principales o lunas Galileanas y es que hay bastantes lunas en nuestro sistema solar que son francamente extravagantes.

 


Tritón (Neptuno)

Viajamos hasta Neptuno para conocer una de sus lunas: es uno de los astros más fríos de nuestro vecindario cósmico. Tritón se encuentra a 4 500 millones de kilómetros del Sol y es la luna más grande de este planeta (tiene 13 lunas). Es una luna llena de extravagancias porque, para empezar, orbita en dirección opuesta a la rotación de Neptuno, lo que hace que sea la única luna grande dentro de nuestro sistema solar con una órbita retrógrada. Respecto a su temperatura, es tan gélida que gran parte de su atmósfera rica en nitrógeno es en realidad escarcha. ¿Viajaremos hasta Tritón? La misión Trident de la NASA podría ser una posibilidad. Esta misión tiene fecha de lanzamiento propuesta para octubre de 2025. Si se aprobase definitivamente, la nave llegaría a Tritón en junio de 2038.

 


Calisto (Júpiter)

Calisto es la luna más externa de las lunas galileanas de Júpiter. Apenas un poco más pequeña que Mercurio, ostenta el título de ser el objeto con más cráteres de todo el sistema solar. Hay cráteres por doquier. ¿Y por qué cuenta con tantos cráteres? Esto se debe a que la gravedad del planeta gigante ejerce una poderosa influencia, interrumpiendo las órbitas de los cometas que pasan y, a menudo, provocando su caída. El resultado es este denso paisaje de cráteres superpuestos durante eones.

 


Dactyl (Ida)


El asteroide Ida cuenta con una pequeña luna de apariencia curiosa (muchos dicen que se parece a una patata) de 1,5 kilómetros de diámetro aproximadamente llamada Dactyl. Esta luna fue descubierta el 17 de febrero de 1994 orbitando a una distancia de aproximadamente 90 kilómetros al asteroide bautizado como Ida. Es actualmente la única luna conocida que orbita un asteroide. Forma parte de los objetos del cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter. La luna es bastante pequeña, ya lo hemos visto, pero es esférica, algo que resulta desconcertante, pues como algo tan nimio (astronómica hablando) ha sido capaz de convertirse en un esferoide.

Hiperión (Saturno)


La esponjosa y caótica luna de Saturno es nuestra siguiente protagonista. Es una de las lunas más pequeñas de Saturno (y no nos extrañará que recuerdes la primera novela de la tetralogía Los cantos de Hyperion de Dan Simmons). No es esférica, y es probable que sea un fragmento de una luna antigua mucho más grande destruida por un impacto en el sistema solar primitivo, apuntan los astrónomos. La luna tiene una densidad muy baja, casi la mitad de la del agua, lo que otorga a Hiperión su apariencia porosa y esponjosa.

 

Fobos (Marte)

Fobos es la mayor de las dos lunas marcianas (la otra es Deimos). Esta luna de forma irregular orbita el planeta rojo tres veces al día pero, teniendo en cuenta que cada año se acerca 1,8 centímetros a Marte, dentro de unos 50 millones de años, la luna chocará con el planeta y hay estudios que exponen que tras este tirón gravitatorio, Fobos pasaría a convertirse en un anillo para el mundo rojo.

 


Ío (Júpiter)

Esta luna de Júpiter representa un auténtico infierno dentro del sistema solar. Aunque es un poco más grande que nuestra Luna, tiene temperaturas que promedian los 202 grados bajo cero: lo suficientemente frío como para que el dióxido de azufre se congele y forme campos de nieve. Eso sí otra de las características que llaman la atención son sus cientos de volcanes que lanzan lava a kilómetros de distancia y sus penachos de azufre que se alzan también en las alturas. Es el objeto más activo geológicamente del sistema solar.

Referencia: American Astronomical Society / NASA

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo