Las fluctuaciones de oxígeno pudieron ser clave en la aparición de los primeros animales

Un estudio plantea un nuevo escenario en los niveles de oxígeno en el aire durante el surgimiento de la primera fauna en la Tierra.

El oxígeno es uno de los elementos necesarios para la vida en nuestro planeta. Sin embargo, también fue capaz de acabar con muchas de las formas de vida que existieron en la Tierra hace millones de años. Reconstruir la historia del oxígeno atmosférico permite evaluar cómo pudo influir este elemento en la evolución animal. En concreto, resulta interesante preguntarse por la aparición de los primeros animales. ¿Cómo sucedió? ¿Cómo nos diversificamos en tantas formas distintas? Un estudio plantea que las cantidades de oxígeno fueron la clave. 

Historia del oxígeno

La historia del oxígeno se puede dividir en tres partes. Según los científicos, el oxígeno atmosférico aumentó en tres momentos destacados transcurridos a lo largo de los 4500 millones de años que tiene la Tierra. El primero de ellos es conocido como el Gran Episodio de Oxidación (GOE según sus siglas en inglés). Tuvo lugar hace entre 2400 y 2200 millones de años aproximadamente. Hasta entonces, solo existían organismos unicelulares en el mundo y el oxígeno se mantenía fijado en las rocas. La revolución fue impuesta por los primeros seres capaces de realizar la fotosíntesis, lo cual propició que el oxígeno se liberara por primera vez y formara parte de la atmósfera. Claro que, como el resto de los seres vivos no estaban adaptados al oxígeno, el escenario fue una catástrofe y derivó en una extinción masiva de especies. El tercero de los momentos importantes se dio hace unos 400 millones de años, cuando el oxígeno llegó a los niveles actuales y se estabilizó gracias a la evolución de las plantas terrestres, según una de las hipótesis.

Un escenario desconocido

Sin embargo, el escenario del segundo período en la historia del oxígeno en la Tierra es el que más dudas genera entre los investigadores. Este transcurrió en la era del Neoproterozoico, hace entre 1000 y 500 millones de años, precisamente la horquilla temporal en la que aparecieron los animales. Esta primera fauna estaba compuesta por los extraños seres del período Ediacárico. ¿Con qué niveles de oxígeno contaron estos seres para emerger como los primeros animales del planeta?

Fauna Ediacara
Recreación de los organismos del fondo marino de Ediacara. Wikimedia.

Tradicionalmente se han barajado dos opciones opuestas. Una de ellas defiende que los niveles de oxígeno atmosférico fueron bajos desde la Gran Oxidación hasta este segundo momento de aumento de oxígeno. La otra opción habla de niveles elevados durante millones de años antes de que los primeros animales surgieran. En cambio, un nuevo estudio explica que la hipótesis correcta sería distinta a estos dos escenarios tradicionales. 

Alexander Krause, de la Escuela de Tierra y Medio Ambiente de la Universidad de Leeds, ha encabezado un equipo de investigación cuyos resultados se han publicado en la revista “Science Advances”. El estudio presenta: 

“Una reconstrucción cuantitativa continua del O2 atmosférico durante los últimos 1500 millones de años […] Llegamos a la conclusión de que no hubo un aumento unidireccional simple en el O2 atmosférico durante el Neoproterozoico, y los primeros animales evolucionaron en un contexto de extrema variabilidad de O2”.

Es decir, según los datos recopilados, el nivel de oxígeno en la atmósfera tuvo fluctuaciones extremas que pudieron ser un motivo clave en la aparición de los primeros animales. El aumento del oxígeno en el aire permitía la expansión y diversificación de la vida. Cuando la cantidad de oxígeno descendía, muchas de esas especies no pudieron continuar viviendo y se extinguirían. A continuación, cuando el oxígeno volvía a niveles altos de producía una explosión evolutiva con seres que podían ocupar los nichos que habían quedado vacíos. 

Referencias:

Crespo, I. 2022. El oxígeno aceleró nuestra evolución. larazon.es.

Krause, A. et al. 2022. Extreme variability in atmospheric oxygen levels in the late Precambrian. Science Advances 8, 41. DOI: 10.1126/sciadv.abm8191. 

Fran Navarro

Fran Navarro

Historiador y escritor (esto último solo lo digo yo). El destino me reservaba una carrera de ensueño en el mundo académico, pero yo soy más de divulgar, hacer vídeos y contenidos culturales para que mi madre se entere bien de lo que hablo. De entre las cosas menos importantes de la vida, los libros son lo más importante para mí. Y como no hay nada mejor que conocer bien un asunto para disfrutarlo al máximo, hice el máster de Documentos y Libros, Archivos y Bibliotecas. Para esto y todo lo demás tengo Twitter: @FNavarroBenitez.

Continúa leyendo