Las estrellas suenan como campanas

Puede parecer mentira, pero por la superficie de las estrellas viajan ondas de sonido con las que los astrónomos son capaces de intuir lo que sucede en su interior. Esta peculiar rama de la astrofísica moderna es conocida con el nombre de astrosismología.

estrellas

Evidentemente, la primera  estrella donde se descubrieron estas debilísimas oscilaciones fue en nuestro Sol. En los años 60 los telescopios solares revelaron que ondas acústicas parecidas a las de nuestros terremotos recorrían su superficie, solo con un origen totalmente diferente y que tiene que ver con la manera en que la estrella transporta al exterior la energía producida en el núcleo. En las estrellas como el Sol, la energía producida en el horno nuclear central se transmite a la superficie por convección, lo mismo que ocurre cuando ponemos a hervir agua en un puchero, que borbotea porque la materia caliente asciende y baja la fría. En el Sol el gas se encuentra virtualmente hirviendo, y las burbujas de gas caliente ascienden a la superficie a una velocidad cercana a la del sonido.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Del mismo modo que podemos escuchar cómo el agua hierve en un puchero, con el sol podemos hacer lo mismo. Por desgracia, no podemos escuchar este borboteo porque el sonido no se propaga por el espacio. Y aunque pudiéramos, no escucharíamos nada porque se encuentra por debajo del umbral del oído humano. Lo que sí podemos hacer es ver cómo vibra esta campana cósmica, un batir que proporciona información vital sobre las condiciones físicas del interior solar.
Si queremos imaginarnos el tañido de esta inmensa campana de gas olvidémonos del golpe del badajo. Una imagen mucho más acertada es la de miles de granos de arena golpeando contra ella.

CONTINÚA LEYENDO