Vídeo de la semana

Las crías de megalodón eran más grandes que un humano adulto

El terror de los océanos, la especie de tiburón más grande que jamás haya existido en la historia de la Tierra, nos revela un nuevo y asombroso dato.

crias-megalodon
iStock

Las criaturas que controlaban los océanos hace más de 3 millones de años tenían unos 2 metros de largo al nacer, según un nuevo estudio que recoge la revista Historical Biology. Eran más grandes que la mayoría de humanos adultos.


Los investigadores hicieron este inquietante descubrimiento cuando tomaron radiografías de la vértebra de un megalodón (Otodus megalodon) fosilizado y descubrieron que debía tener unos dos metros de largo cuando nació. Los restos de megalodones, que vivieron en la mayoría de los océanos del mundo desde hace 15 a 3,6 millones de años, han revelado que los adultos crecían hasta más de 15 metros de longitud, pero hasta ahora no estaba claro cuál habría sido su tamaño al nacer.

Los científicos observaron los "anillos de crecimiento" en trozos del esqueleto conservado del tiburón, de forma similar a como funcionan los anillos en los troncos de los árboles que se utilizan para determinar la edad de un árbol. Porque, a pesar de que los dientes constituyen la mayor parte del registro fósil de megalodón con la que contamos, también se han recuperado algunas vértebras. Y fue a partir de varias de estas vértebras, alojadas en el Real Instituto Belga de Ciencias Naturales de Bélgica, cuando se ha podido desvelar un nuevo enigma de estos misteriosos animales.


Respecto al fósil estudiado, una pieza de 15 cm de ancho cuyo cartílago se había mineralizado, se estimó que provenía de un megalodón de 9 metros de largo, según comparaciones con vértebras similares observadas en los grandes tiburones blancos, un descendiente lejano.

"El nuevo estudio es realmente el primero de su tipo que nos ha dado una buena idea del tamaño del megalodón al nacer, modo reproductivo y patrón de crecimiento", comentó Kenshu Shimada, profesor de paleobiología que dirigió la investigación en la Universidad DePaul en Chicago (EE. UU.).

 

 

Impresionantes crías

Las crías del tiburón depredador más grande que jamás haya existido tampoco se quedan atrás. Pero, nutrir a crías tan enormes habría significado un gran coste de energía para la madre. ¿Cómo solucionarlo? Todo parece sugerir que las crías suplementaron nutrientes en el útero con una ayuda adicional de canibalismo de hermanos no nacidos. Así, según los expertos, es posible que durante su crecimiento embrionario, los neonatos más grandes hubiesen devorado otros huevos mientras aún estaban en el útero de la madre, para conseguir ese impresionante tamaño. No es algo extraño, pues a día de hoy sigue siendo una estrategia de supervivencia compartida por algunas especies actuales de tiburón.


Esto, por supuesto, da como resultado un menor número de crías vivas, pero se cree que los tiburones que sobreviven tienen una mayor ventaja de supervivencia, ya que nacen más grandes y más fuertes y tienen más posibilidades de enfrentarse a los depredadores.


"La oofagia (comer huevos) es una forma que tiene una madre de nutrir a sus embriones durante un período de tiempo prolongado", aclara el experto.


"Como uno de los carnívoros más grandes que jamás haya existido en la Tierra, descifrar tales parámetros de crecimiento de O. megalodon es fundamental para comprender el papel que juegan los grandes carnívoros en el contexto de la evolución de los ecosistemas marinos", afirma Shimada.

 

Referencia: Historical Biology, DOI: 10.1080/08912963.2020.1861608

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo