Las 10 películas de terror que más calorías te hacen quemar

Las películas de terror provocan una liberación de adrenalina que acelera el pulso cardíaco, produce un aumento del latido del corazón e incrementa el consumo de oxígeno y la expulsión de dióxido de carbono.

The Shining


Las películas de terror juegan con el espectador
. Utilizan una receta de sobra conocida de cambios de ritmo, color, planos subjetivos, música y efectos sonoros para conseguir crear una atmósfera de tensión psicológica que se rompe brusca y escandalosamente con la única intención de asustar a aquellos valientes que estén viéndola (para eso es una película de terror). Este tipo de proyecciones tiene grandes efectos en el cuerpo humano y provoca, entre otros síntomas, la aceleración del pulso cardiaco.


Pero la cosa va mucho más lejos. Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Westminster (Reino Unido) en 2012 y del que se hicieron eco medios como ‘The Telegraph’ o ‘The Guardian’ señala que ver una película de terror de unos 90 minutos consume cerca de 150 calorías aproximadamente, cantidad que equivale a lo consumido en una caminata de 30 minutos. El estudio enumeró un total de diez películas pertenecientes a este género y las clasificó según las calorías que quemaban al acelerar el pulso cardiaco, producir un aumento del latido del corazón, consumir más oxígeno del exterior y expulsar más dióxido de carbono. Todos estos cambios fisiológicos son consecuencia de la liberación de adrenalina (provocada por el miedo) y el aumento del estrés del organismo, la reducción del apetito y el incremento de la actividad del metabolismo basal. Así lo explicó el fisiólogo Richard Mackenzie, partícipe del estudio que se basó en la experiencia de diez voluntarios.


Si empezamos por la cola del ranking, la película de terror que menos  calorías quema (101 calorías) es ‘[REC]’, una producción española que utiliza una perspectiva subjetiva durante toda la trama. Después nos encontramos con ‘El proyecto de la bruja de Blair’ (105 cal), ‘La matanza de Texas’ (107 cal), ‘Paranormal Activity’ (111 cal), ‘Pesadilla en Elm Street’ (118 cal) y ‘Saw’ (133 cal); títulos muy populares que trabajan con las situaciones angustiosas, el uso del gore y los planos en movimiento para transmitir esa sensación al espectador. Ya en el podio están ‘El Exorcista’ (158 cal) y 'Tiburón’ (161 cal), dos clásicos del cine de terror que usan los elementos de este género con excepcional maestría. Pero si hay una película que merezca el primer puesto del ranking es ‘El resplandor’, del genio Stanley Kubrick.


Esta película de 1980 está basada en el libro best-seller de Stephen King y verla consume 181 calorías, siendo la que más efecto provoca en el cuerpo humano de todas las analizadas. Es muy probable a que esto se deba al cuidadoso trabajo de terror psicológico que Stanley Kubrick aplicó a su película. Además de la tensión, el uso de la música, la sangre o los sustos inesperados Kubrick realizó un magistral uso del color, las formas y los planos con el objetivo de que el miedo que sintieran las personas al ver su película fuera mucho más profundo y difícil de evitar o controlar.

Puede que como técnica de adelgazamiento no sea la mejor ni la más rápida, pero tampoco se necesitan muchos motivos para decidir hacerse un maratón con estos clásicos del cine de terror.

CONTINÚA LEYENDO