La Vía Láctea es más antigua de lo que pensábamos

Arqueología galáctica. ¿Cómo de antiguas son las estrellas de nuestra galaxia? Gaia ha descubierto un dato inesperado sobre los años más jóvenes de la Vía Láctea.

Un nuevo análisis de casi un cuarto de millón de estrellas ha concretado un poco más las páginas más trascendentales de la historia de la vida de nuestra galaxia.

Usando datos de la misión Gaia de la ESA, que calculó la posición y el movimiento de 1 500 millones de estrellas, además del Telescopio Espectroscópico de Fibra de Objetos Múltiples de Gran Área del Cielo en China que ha medido la composición química de 9 millones de estrellas, los astrónomos han demostrado que una parte de la Vía Láctea conocida como el "disco grueso" comenzó a formarse hace 13 000 millones de años, alrededor de 2 000 millones de años antes de lo esperado y solo 800 millones de años después del Big Bang.

"Ahora podemos proporcionar una línea de tiempo muy clara de lo que sucedió en los primeros tiempos de nuestra Vía Láctea", comenta el astrónomo Maosheng Xiang, líder del trabajo que publica la revista Nature.

De esta manera, parte de nuestra galaxia sería mucho más antigua de lo que se creía. El disco espiral de nuestra galaxia se puede dividir en dos: el disco interno delgado de estrellas más jóvenes y azules, al que pertenece nuestro sol, y un disco grueso que incluye estrellas algo más viejas -rojas- que se extienden más allá del plano de la espiral galáctica (el disco grueso tiene forma aplanada con 100 000 años luz de ancho y 6 000 años luz de espesor).


Nuestra galaxia es actualmente bastante fría pero su pasado fue diametralmente diferente, siendo un lugar caótico y lleno de actividad.


Según las observaciones de este estudio, el disco grueso tuvo un pico muy específico en la formación de estrellas hace aproximadamente 11 000 millones de años; un evento que podría estar relacionado con la fusión entre la Vía Láctea y la Salchicha de Gaia, una galaxia enana de la Vía Láctea.

 

disco-vialactea
ESA/Gaia/DPAC

Una estrella muy antigua

Los astrónomos han llegado a esta conclusión después de descubrir lo que parece ser una de las estrellas más antiguas jamás encontradas en el universo. Es pequeña, tiene muy poco metal, lo que indica que nació justo después del Big Bang, y se halla en la Vía Láctea.


El universo nació casi exclusivamente con hidrógeno y helio, mientras que los otros elementos químicos, conocidos como metales por los astrónomos, se forman dentro de las estrellas. Se devuelven al espacio al final de la vida de una estrella, donde pueden incorporarse a la próxima generación de estrellas. Esto significa que las estrellas más viejas tienen menos metales y se dice que tienen menor metalicidad.

Como curiosidad, nuestra estrella sería, por tanto, una recién llegada a nuestra galaxia, pues se estima que nuestro Sol tiene alrededor de 4 600 millones de años (y que dentro de unos 10 000 millones de años morirá llevándose consigo a la Tierra en el proceso).

 


¿Cómo data un astrónomo la edad de una estrella?

Confían en modelos que les ayuden a estimar cómo evolucionan y cambian las estrellas con el tiempo. Cuando los científicos observan una estrella por primera vez, buscan el mejor modelo que se ajuste a los datos, en función de su edad y composición. Las temperaturas y luminosidades de estas estrellas revelan sus edades, lo que permite a los investigadores rastrear cómo las diferentes épocas de la historia galáctica generaron estrellas con diferentes composiciones químicas y órbitas alrededor del centro de la Vía Láctea. En nuestra galaxia hay aproximadamente 250 000 millones de estrellas.

Si el disco grueso de la Vía Láctea ya existía hace 13 000 millones de años y el universo unos 13 700 millones de año, significa que el nuevo Telescopio Espacial James Webb que pronto estará listo para funcionar a pleno rendimiento, puede discernir discos similares en galaxias a 13 000 millones de años luz de la Tierra.

También te puede interesar:

Referencia: M. Xiang and H.-W. Rix. A time-resolved picture of our Milky Way’s early formation history. Nature. Published online March 23, 2022. doi: 10.1038/s41586-022-04496-5.

ESA/Gaia/DPAC; CC BY-SA 3.0 IGO. Acknowledgement: A. Moitinho.

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo