La sonda Parker 'toca' el Sol por primera vez en la historia

Parker está explorando la corona solar para ayudar a los científicos a comprender mejor los estallidos solares que pueden afectar a la vida en la Tierra.

Un nuevo hito para la ciencia: una nave espacial de la NASA ha "tocado" oficialmente el Sol, hundiéndose a través de la atmósfera solar inexplorada hasta ahora y conocida como corona.

Nour Raouafi, científico del proyecto de la Universidad Johns Hopkins (EE. UU.), describió la noticia como "fascinantemente emocionante".

La sonda espacial partió en 2018 en una misión histórica para estudiar nuestra estrella. Luchó contra temperaturas de más de 2.000 ºC y radiación 500 veces más fuerte que en la Tierra cuando hizo su octava aproximación al cuerpo celeste, pasando finalmente a través de su atmósfera superior. Aunque el vuelo tuvo lugar en abril, los científicos tuvieron que esperar para confirmar que Parker viajó a través de la corona, tras los meses que tardaron en llegar los datos de la nave espacial.

 


Hemos tocado el Sol


“Este hito no solo nos proporciona una visión más profunda de la evolución de nuestro Sol y (sus) impactos en nuestro sistema solar, sino que todo lo que aprendemos sobre nuestra propia estrella también nos enseña más sobre las estrellas en el resto del universo”, aclara Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA, en un comunicado en una reunión de la Unión Geofísica Estadounidense.


El paso de la nave a través de la corona solar ha permitido un muestreo sin precedentes de sus partículas y campos magnéticos, abriendo un nuevo capítulo en el campo de la ciencia solar y nuestra comprensión de cómo se formó el sistema solar. Uno de los objetivos es aprender más sobre cómo la energía y el calor viajan a través de la atmósfera del Sol; algo que puede revelarnos pistas sobre cómo se desarrolló la vida en la Tierra y cómo surgieron otras estrellas alrededor del universo.

 

Cifras

En su periplo hacia la atmósfera superior del Sol, la sonda espacial Parker ha establecido una serie de récords: se ha convertido en el objeto más rápido jamás fabricado; alcanzó una velocidad de 586.864 km/h. (lo suficientemente rápido como para dar 13 vueltas alrededor de la Tierra en una sola hora). Eso sí, superará estas cifras una vez más a finales de este año después de utilizar una vez más use a Venus para acercarse más al Sol a velocidades mucho más altas que nunca.

"Volando tan cerca del Sol, Parker es capaz de detectar condiciones en la capa dominada magnéticamente de la atmósfera solar, la corona, que nunca antes habíamos podido observar", dijo el astrofísico Nour Raouafi, científico del proyecto Parker en el Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins. "De hecho, podemos ver la nave espacial volando a través de estructuras coronales que se pueden observar durante un eclipse solar total".

A lo largo de su misión de siete años, Parker realizará un total de 26 aproximaciones a la estrella utilizando varias maniobras de asistencia de gravedad desde Venus para acercarla cada vez más. Este ha sido el octavo y el que realmente ha penetrado en la corona. La sonda espacial seguirá acercándose cada vez más al sol y sumergiéndose más profundamente en la corona hasta su gran órbita final en 2025.

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo