La respuesta a los misteriosos cambios en el brillo de la estrella Tabby

Un planeta masivo con anillos acompañado de dos grupos de asteroides 'troyanos' es una teoría plausible, elaborada por un equipo español.

Fernando Ballesteros, co-autor del estudio: "no nos creíamos ni por asomo que las perturbaciones las causase un artefacto alienígena"

Desde que se observan estos cambios en la estrella Tabby, han surgido muchas teorías en torno a cuál puede ser la causa. En concreto, una de las más famosas, desarrollada por el astrofísico Jason Wright, propone que es una estructura alienígena la que está provocando tales perturbaciones en el brillo de Tabby. Pero Fernando J. Ballesteros, coautor del estudio, ha detallado a Muy Interesante: "cualquier explicación que demos tiene que estar en manos de algo extraordinario. Pero no nos creíamos ni por asomo que las perturbaciones las causase un fenómeno artificial -las conocidas como esferas de Dyson-. Esto es lo que nos animó a plantear nuestra teoría, que resulta bastante probable y está basada en fenómenos que hemos observado en el universo”.

Ballesteros ha explicado en qué consiste la respuesta que ha dado su equipo a los cambios en el brillo de la estrella Tabby.

En las perturbaciones en el brillo de la estrella se aprecian dos tipos diferentes de curvas de luz. La primera de ellas es asimétrica, pero podría describir a un planeta con anillos ligeramente inclinado respecto a su órbita, como ocurre con Saturno. La segunda, que se da dos años después, "es totalmente un caos", pero sugiere que se trata de una colección de asteroides que acompañan al planeta, conocidos como troyanos. Estos troyanos se sitúan por delante y por detrás del planeta, en un ángulo de 60 grados. "Los troyanos siempre se sitúan a 60 grados. Eso es un sexto de toda la órbita. Si pasan dos años después, calculamos que la órbita entera es de 12 años", detalla.

Se espera que el planeta vuelva a pasar por delante de estrella en 2023 para que la teoría quede demostrada.

Las fechas coinciden. La primera perturbación en el brillo de Tabby se produjo en 2011, con un oscurecimiento del 15% de la estrella. Esto corresponde al paso del planeta por delante de ella. La siguiente perturbación que alertó a los astrónomos fue en 2013, de hasta el 20% de oscurecimiento, asociada a los asteroides troyanos.

Por tanto, para comprobar la teoría, se espera que el planeta vuelva a pasar por delante de estrella en 2023, 12 años después de que lo hiciera por primera vez. Además, en 2021 debería pasar el primer grupo de troyanos y en 2025, el segundo. "Si para esas fechas se vuelven a observar las mismas perturbaciones, las mismas dos curvaturas irregulares, la teoría quedará demostrada".

Durante el mes de mayo, otros cambios en el brillo de la estrella Tabby han puesto en alerta a los astrónomos: oscurecimientos de un porcentaje pequeño, del 2 ó 3%. "Las observaciones de las últimas semanas pueden encajar en nuestra teoría. Han pasado 6 años desde que el planeta pasó por delante de la estrella (en 2011). Eso es la mitad de la órbita. Ahora mismo están pasando asteroides que van acompañando al planeta en su punto opuesto, llamados Hildas. Esto pasa con muchos planetas gigantes, como Júpiter", explica.

Aun así, la teoría del equipo de Ballesteros tiene algunos inconvenientes. El cuerpo celeste que está oscureciendo a Tabby debería ser un planeta extraordinariamente grande. Pero no debería ser más grande que 170 veces la masa de Júpiter. De lo contrario, "notaríamos perturbaciones en la órbita de la estrella, y eso no sucede", explica. Que pueda existir un planeta tan grande en un sistema solar tan antiguo, de cientos de miles de años, es un misterio, y uno de los inconvenientes de la teoría.

El estudio del equipo de Ballesteros está aún pendiente de revisión, y tiene prevista su publicación en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar