Consiguen alargar la vida de ratones con reprogramación celular

Se trata del primer estudio que consigue prolongar la vida útil de un animal vivo.

alargan-vida-ratones

El sueño de la vida eterna o el elixir de la eterna juventud parece un poco más real gracias a una nueva investigación sobre reprogramación celular. Un equipo de científicos del Instituto Salk de Estudios Biológicos en California (EE.UU.) liderado por el investigador español Juan Carlos Izpisúa Belmonte, ha conseguido aumentar el tiempo de vida de ratones vivos un 30%. Todo un hito en este área pues hasta ahora los roedores habían acabado muertos o desarrollando tumores.

 

Los científicos utilizaron ratones con progeria, una enfermedad genética que provoca un envejecimiento prematuro, aumentar su esperanza de vida de 18 semanas a 24, lo que representa un 30% más de vida. Este hito ha sido conseguido gracias a la reprogramación de marcas químicas en el genoma (marcas epigenéticas que controlan la expresión de los genes).

 

 

“No hemos corregido la mutación que causa el envejecimiento prematuro de estos ratones. Alteramos el envejecimiento cambiando el epigenoma, lo que indica que se trata de un proceso flexible”, explica Juan Carlos Izpisúa Belmonte, líder del trabajo.

 

La reprogramación celular convierte a una célula adulta en una célula pluripotente inducida que tiene una alta tasa de proliferación y aún no está especializada para realizar funciones específicas. Esta reprogramación implica inducir la expresión de cuatro factores, conocidos como factores Yamanaka, en estas células. Utilizando una reprogramación parcial, que indujo la expresión de los factores de Yamanaka solo de 2 a 4 días (en vez de 2 a 3 semanas), las células no alcanzan la pluripotencia y continúan manteniendo su especificidad anterior, por lo que son capaces de dividirse indefinidamente para transformarse en cualquier tipo de célula y conseguir así revertir los signos del envejecimiento.

 

 

Los roedores tratados con este procedimiento parecían más jóvenes, su función cardiovascular había mejorado y su esperanza de vida aumentó un 30% en comparación con los ratones no tratados o grupo de control.

 

¿Podremos replicarlo en seres humanos?: “Estamos desarrollando estrategias para inducir el rejuvenecimiento celular mediante reprogramación usando compuestos químicos. Comparado con los factores de reprogramación, estos nuevos métodos serán más fáciles de aplicar en la clínica y por lo tanto utilizarse en humanos”, aclara Izpisúa Belmonte-

 

El estudio ha sido publicado en la revista Cell.

 

CONTINÚA LEYENDO