La rápida expansión del universo desafía a Einstein

Una nueva medición de la velocidad a la que se alejan las galaxias entre sí pone en cuestión los modelos cosmológicos establecidos.

La rápida expansión del universo desafía la teoría de Einstein

Unidos en el proyecto de colaboración H0LiCOW (siglas de H0 Lenses in COSMOGRAIL’s Wellspring), un grupo de astrónomos se ha propuesto establecer con la mayor exactitud posible la llamada constante de Hubble, fundamental para entender cómo funciona el cosmos. Este valor mide la velocidad a la que se alejan las galaxias entre sí y, hasta ahora, estaba fijado en 71 kilómetros por segundo y megapársec, teniendo en cuenta que un megapársec son tres millones de años luz.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Pero las mediciones de H0LiCOW, basadas en la recopilación de datos de diferentes telescopios situados en la Tierra y en el espacio –incluyendo el observatorio espacial Hubble, indican que la velocidad de expansión del universo puede ser hasta un 9% más rápido de lo que establecen los modelos cosmológicos. La misma discrepancia ya fue puesta de manifiesto por otra investigación independiente hecha pública el pasado verano, que comparaba el brillo de estrellas cefeidas –que cambian de luminosidad a intervalos regulares– y supernovas del tipo IA.

Tal y como explican los investigadores en una serie de articulos publicados en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, en el caso del proyecto H0LiCOW se intentó establecer el valor de la constante de Hubble con dos técnicas diferentes. En primer lugar, fueron analizados los registros del satélite Planck, que mide la radiación de fondo de microondas, es decir, el débil eco del big Bang que permea todo el universo. y los resultados se atenían al modelo cosmológico estándar. O sea, que hasta aquí, todo correcto.

El problema surgió con la segunda medición, que aprovechaba un fenómeno llamado “lente gravitacional”, descubierto en 1979. Este se produce cuando los cúmulos galácticos se comportan como una especie de lupa y permiten ver objetos muy lejanos.

Los científicos de H0LiCOW se fijaron concretamente en los púlsares, estrellas de neutrones supermasivas que emiten pulsos regulares de radiación y cuya imagen es multiplicada por las lentes gravitacionales. Con la sutil diferencia de brillo entre esas imágenes especulares repetidas es con lo que confeccionaron el nuevo valor de la constante, teóricamente más exacto.

"La tasa de expansión del cosmos está empezando a medirse con tal precisión que las diferencias pueden apuntar a una nueva física más allá de nuestro actual conocimiento del universo", ha explicado Sherry Suyu, investigadora del Instituto Max Plancks para la Astrofísica y directora del proyecto H0LiCOW.

 Foto: Imagen de cuásar a través de una lente gravitacional (en el centro). Crédito: Esa/Hubble/Nasa/Suyu

 

CONTINÚA LEYENDO