La primera pluma fósil encontrada perteneció al Archaeopteryx

Hipótesis confirmada: un nuevo estudio presenta evidencia abrumadora de que la pluma jurásica proviene de un ala del dinosaurio volador Archaeopteryx.

pluma-fosil1
iStock

Al fin contamos con evidencia sustancial de que la primera pluma fósil descubierta pertenece al icónico Archaeopteryx, un dinosaurio parecido a un pájaro y hallado en Alemania en 1861 en los depósitos de piedra caliza del Jurásico de Solnhofen. Un hallazgo que desacredita una teoría reciente de que la pluma fósil se originó en una especie diferente.

La investigación llevada a cabo por un equipo internacional de científicos liderados por la Universidad del Sur de Florida y publicada en la revista Scientific Reports, expone que el fósil jurásico coincide con un tipo de pluma de ala llamada cubierta primaria. Estas plumas se superponen a las primarias y ayudan a impulsar a las aves por el aire.

 


La pluma cabe en un ala de Archaeopteryx

Los investigadores analizaron nueve atributos de la pluma de 150 millones de años de antigüedad, particularmente la pluma larga, junto con datos de aves modernas. También examinaron los 13 fósiles esqueléticos conocidos de Archaeopteryx, tres de los cuales contienen estas cubiertas primarias. Descubrieron que la superficie superior de un ala de Archaeopteryx tiene coberteras primarias que son idénticas a la pluma aislada en tamaño y forma. Además, la pluma se encontró en el mismo sitio fósil que cuatro esqueletos de Archaeopteryx.


“Durante los últimos 159 años se ha debatido si esta pluma pertenece o no a la misma especie que los restos de Archaeopteryx, así como de dónde proviene y su color original”, comenta Ryan Carney, líder del trabajo. "A través del trabajo de detective científico que combinó nuevas técnicas con antiguos fósiles y literatura, pudimos finalmente resolver estos misterios centenarios".

Usando un tipo especializado de microscopio electrónico, los investigadores determinaron que la pluma provenía del ala izquierda.

 

pluma-fosil2
Museum fur Naturkunde

¿De qué color eran las plumas?

Investigaciones anteriores predijeron que la pluma probablemente era de color negro. Ahora, el nuevo análisis del patrón de los cuerpos de pigmento capturados por el fósil ha reforzado esta idea y que era poco probable que tuviera un tono muy iridiscente o brillante. Concretamente, detectaron melanosomas, que son estructuras pigmentarias microscópicas. Después de refinar su reconstrucción de color, descubrieron que la pluma era completamente negra mate, no en blanco y negro, como afirmó otro estudio.

 


¿Es el fin del debate?

"Proporcionamos información adicional, como una reconstrucción del color actualizada de toda la pluma como negro mate, con un 90% de probabilidad", dijeron los autores. "Dada la naturaleza aislada de la pluma fósil, nunca podremos conocer la procedencia anatómica y taxonómica con un 100% de certeza. Sin embargo, con base en toda la evidencia anatómica y taxonómica disponible, confirmada de forma independiente por estrechas conexiones morfológicas con múltiples especímenes esqueléticos, la conclusión más empírica y parsimoniosa es que la pluma aislada representa una capa principal de Archaeopteryx", concluyen los expertos.

Está claro que esto no supone el fin del debate. Si bien la mayoría de los nuevos estudios sobre esta pluma afirman haber resuelto el dilema, conforme pasa el tiempo seguimos descubriendo nuevos detalles sobre los fósiles de Archaeopteryx, incluidas las diversas formas, colores y funciones de sus plumas. Quién sabe qué más nos queda por destapar.


Por el momento, hay autores que aún con esta gran evidencia, no aceptan los resultados y afirman que no se puede descartar, por el momento, que la pluma sea de otra especie.

Referencia: Evidence corroborates identity of isolated fossil feather as a wing covert of Archaeopteryx, Scientific Reports (2020). doi.org/10.1038/s41598-020-65336-y

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo