La nave Voyager 2 de la NASA entra en el espacio interestelar

Otro momento histórico para la ciencia. Es la segunda sonda espacial en salir de la heliosfera.

Es un hecho. La Voyager 2 ha entrado en el espacio interestelar. La nave espacial salió de la enorme burbuja de partículas que rodea el sistema solar el 5 de noviembre, convirtiéndose en la segunda nave hecha por el hombre en cruzar la heliosfera, el límite entre el Sol y las estrellas. La primera fue la Voyager 1.

Llegar en segundo lugar no es un logro menos fabuloso que hacerlo en primer lugar. La Voyager 1 se convirtió en la primera nave espacial en salir del sistema solar en 2012, pero el instrumento de plasma de la nave dejó de funcionar en 1980, dejando a los científicos sin una visión directa del viento solar. Los sensores de plasma de la Voyager 2 aún funcionan, brindando vistas sin precedentes del espacio entre las estrellas.

 

"Hemos estado esperando con gran expectación los últimos meses para poder ver esto", dijo el físico solar de la NASA, Nicola Fox, en una rueda de prensa el 10 de diciembre en el marco de la reunión de la American Geophysical Union en Washington, DC (EE. UU.).

 

Un gran viaje



La NASA lanzó las naves espaciales gemela Voyager en 1977 en un gran recorrido por los planetas del sistema solar. Una vez que terminó el recorrido inicial, ambas naves continuaron viajando a través de la burbuja de plasma que se origina en el sol.