La nave Juno muestra colosales ciclones en Júpiter

Los primeros resultados de la misión Juno dejan boquiabiertos a los astrónomos. ¿Qué ocurre en Júpiter?

juno-jupiter

La misión Juno de la NASA que en 2016 comenzó una exploración sin precedentes por el mayor planeta de nuestro sistema solar, Júpiter, con sus cerca de 143.000 kilómetros de diámetro, ha obtenido datos sorprendentes. Los primeros planos de los polos de este gigante gaseoso muestran ciclones de hasta 1.400 kilómetros de diámetro y un campo magnético mucho más fuerte de lo que los científicos habían predicho que, además, provoca auroras espectaculares al interaccionar con el viento solar.

 

La misión de Juno tiene una duración de 20 meses y, por el momento, los primeros datos han dejado a todos perplejos. Y es que, la nave espacial se ha aproximado sin miedo a unos 4.200 kilómetros de la espesa capa de nubes y gracias a la órbita de Júpiter ha rodeado varias veces las regiones polares con el resultado que podemos ver en hoy en la portada de la revista Science en sendos estudios.

 

El primer estudio versa sobre las capas nubosas del gigante gaseoso. Las imágenes de los polos muestran caóticas tormentas con estructuras ovaladas blanquecinas. Estos óvalos níveos son ciertamente ciclones titánicos, enormes. Su tamaño es tal que algunos llegan a alcanzar los 1.400 kilómetros de diámetro. Además, la información registrada en la atmósfera profunda del planeta descubre unas extrañas estructuras que parecen signos de acumulación de amoníaco que emerge desde la atmósfera profunda avivando el clima de formas insospechadas.

 

¿Tiene Júpiter un núcleo sólido?

 

La sorpresa del fuerte campo gravitatorio de Júpiter hace que los científicos tengan que replantearse 'la distribución de los elementos pesados en el interior de Júpiter, incluyendo la existencia de un núcleo y su masa', explican los autores. Las mediciones del campo magnético superan con creces los datos que exponían los modelos teóricos, pues llega a los 7.766 gauss, aproximadamente 10 veces más que el campo magnético terrestre. Sí. Un imán gigantesco.

 

El segundo estudio aporta asimismo nueva información sobre las auroras y la magnetosfera del planeta, pues cuando Juno se acercó a Júpiter por primera vez, descubrió un arco de choque desviando el viento solar, pero detectó varios arcos de choque al volver a pasar en las siguientes ocasiones. La explicación a este fenómeno, según los astrónomos, es que la magnetosfera estaba en proceso de expansión cuando la nave trazó esa primera órbita.

 

Grandes auroras

 

'Los detectores de plasma y partículas energéticas registraron electrones precipitándose en las regiones polares, produciendo intensas auroras, que pudimos observar simultáneamente con espectrógrafos de imágenes ultravioletas e infrarrojas', comentan los autores.

 

Muchas preguntas surgen tras estos primeros datos de la misión Juno, por lo que habrá que esperar -con impaciencia- una nueva suerte de información sobre el gigante gaseoso.

 

 

juno-jupiter2

 

Referencia: Jupiter’s interior and deep atmosphere: The initial pole-to-pole passes with the Juno spacecraft. S. J. Bolton.A. Adriani. V. Adumitroaie. M. Allison. Science 26 May 2017:
Vol. 356, Issue 6340, pp. 821-825 DOI: 10.1126/science.aal2108

 

Etiquetas: Júpiterastronomíaciencianaves espacialesnoticias de cienciaplanetas

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS