La NASA planea usar el Sol como un telescopio gigante para ver vida extraterrestre

El objetivo es utilizar el fenómeno de lente gravitacional con nuestra estrella y que esto nos ayude a detectar vida en la superficie de otro planeta, si es que la hay.

 

Observar exoplanetas directamente es un asunto complejo. Un reto tecnológicamente hablando que nos resulta imposible en nuestros días. Pero podríamos utilizar lo que tenemos dentro de nuestro sistema solar como herramienta para no tener que construir telescopios con espejos de cientos de kilómetros de diámetro. Aquí es donde entra el fenómeno tan usado en astronomía conocido como lentes gravitacionales.

La lente gravitacional ocurre cuando el campo gravitatorio de un objeto masivo en el espacio deforma el espacio y desvía la luz de un objeto distante detrás de él. Esto da como resultado un patrón de ojo de buey, o "Anillo de Einstein" que nos permite ver lo que hay detrás. Fue predicho por el famoso físico Albert Einstein en 1915.

 


Lente Gravitacional Solar


Nuestro Sol, al ser el objeto más grande que existe en nuestro sistema solar, puede emplearse como la lente de un telescopio para alcanzar aumentos increíbles de objetos distantes. Así arrancó el proyecto de la Lente Gravitacional Solar.


El proyecto, descrito en un estudio que se encuentra pendiente de revisión por pares y que podemos leer en el servidor de preimpresión ArXiv, aumenta las posibilidades de encontrar extraterrestres, si es que los hay. La Lente Gravitacional Solar (SGL) es un proyecto de la NASA, como parte de su programa Innovative Advanced Concepts (NIAC), que financió en 2020 una forma innovadora de escalar exoplanetas distantes a una distancia de hasta 100 años luz de la Tierra utilizando lentes gravitacionales.

Desde su instauración en 2011, el Instituto de Conceptos Avanzados de la NASA ha apoyado múltiples ideas extravagantes en los campos de la astronomía y la exploración espacial. Y uno de ellos acaba de publicar un libro blanco que describe una misión para obtener un telescopio que pueda ver efectivamente biofirmas en exoplanetas cercanos utilizando la lente gravitatoria de nuestro propio Sol.


Con 2 millones de dólares en fondos, el documento explica el concepto de misión con más detalle y define qué tecnologías ya existen y qué necesitaría un mayor desarrollo.

Retos

Tal misión podría aportarnos suficientes detalles de la superficie de un exoplaneta para ver continentes e islas (y tal vez incluso ciudades, si existieran), pero como todo gran proyecto ambicioso, presenta muchos desafíos. Para que el sistema funcione, la lente solar y el resto del telescopio deben estar a 650 veces la distancia entre la Tierra y el Sol, o 650 unidades astronómicas (UA). Es mucha distancia. Sin ir más lejos, la propia sonda espacial Voyager 1, el objeto humano que ha viajado más lejos de la Tierra, está a “solo” 157 unidades astronómicas del Sol. Y el punto focal de la lente gravitacional del Sol debería estar a 550-900 veces más lejos de lo que la Tierra orbita nuestra estrella. Ninguna nave espacial ha ido nunca más allá de nuestro sistema solar.

Aunque el equipo advirtió que la misión tendría que superar varios desafíos técnicos, podría responder a una de las preguntas más fundamentales de la humanidad: ¿estamos solos en el universo?

“De particular interés es la posibilidad de usar la Lente Gravitacional Solar para obtener imágenes con alta resolución espacial y espectral de un exoplaneta potencialmente “vivo” en sistemas solares distantes. Las imágenes directas de alta resolución de exoplanetas obtenidas mediante SGL pueden ayudar a encontrar signos de su idoneidad para la vida”, explican los científicos.

Es factible, ambicioso, interesante y emocionante a partes iguales y podría establecer un antes y un después en la forma en que estudiamos otros mundos más allá de la Tierra. Merece la pena la espera, aunque sea larga, hasta que este proyecto pueda ser viable.

Referencia: Henry Helvajian∗, Alan Rosenthal†, John Poklemba‡, Thomas A Battista§,
Marc D. DiPrinzio¶, Jon M. Neff‖, and John P. McVey∗ A mission architecture to reach and operate
at the focal region of the solar gravitational lens 2022 DOI: https://doi.org/10.48550/arXiv.2207.03005

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo