La misión histórica de la sonda solar Parker

La sonda Parker de la NASA estudiará el Sol durante los próximos 7 años y nos ayudará a desvelar algunos misterios sobre nuestra estrella.

Comienza el viaje a la corona del Sol. No llegará hasta 2025, pero este periplo hacia nuestra estrella pretende dar respuesta a una pregunta que ha estado desconcertando a los físicos durante décadas: ¿por qué la atmósfera del sol es mucho más caliente que su superficie? La atmósfera solar, llamada corona, es una región del sol violenta y caótica que puede emitir grandes explosiones de partículas y plasma, generando un "clima espacial" que puede interrumpir nuestras comunicaciones aquí en la Tierra.


Según la
Unión Geofísica Americana, durante el huracán Irma en 2017, un destello solar hizo que las transmisiones de radio en las zonas más afectadas fueran más difíciles; es decir, la tormenta solar hizo que la tormenta terrestre fuera más peligrosa. Y los científicos temen que una tormenta solar lo suficientemente grande sea capaz de destruir las redes eléctricas.


La fuente del misterio es la corona solar

 

La nave espacial que viajará mucho más cerca que cualquier nave espacial, pues se aproximará paulatinamente hasta sumergirse en la corona del Sol, debe su nombre al científico Eugene Parker, quien teorizó sobre la existencia del viento solar: pedazos de materia tan energizados por el Sol que escapan de su gravedad y se extienden en todas las direcciones.