La 'madre' de todas las lluvias de estrellas podría caer esta semana

Hasta 1.000 'estrellas fugaces' por hora podríamos ver en la madrugada del martes gracias a los restos del cometa SW3.

 

El cometa 73P/Schwassmann-Wachmann 3, también conocido como SW3, es el responsable de los fragmentos de polvo que provoca la lluvia de meteoros Tau Herculids. El cometa se dividió en grandes fragmentos en 1995 y ha continuado fragmentándose aún más desde entonces.


La NASA anunció que esta semana podríamos contar con la 'tormenta de meteoros más poderosa en generaciones', aunque la agencia espacial no está segura de si los escombros llegarán a nosotros este año. Puede ser o "todo o nada". O que tenga lugar un espectáculo sin igual, o que sea un espejismo. Todo depende de que pasemos a través de la parte más gruesa del fragmento del cometa que está creando los escombros, en este caso, los cielos nocturnos se llenarán de estrellas fugaces. Además, como hay luna nueva y el radiante, o la dirección aparente desde la que parte la lluvia de estrellas, se encuentra en lo alto de la constelación de Hércules en el cielo del norte, habrá muy poca contaminación lumínica natural con la que lidiar al buscar estrellas fugaces.

 


No hay nada garantizado

Si el cometa que generó la tormenta tiene escombros que viajan a más de 321 km/h, "entonces nada llegará a la Tierra y no habrá meteoros de este cometa", dijo Bill Cooke, quien dirige la oficina de medio ambiente de meteoritos de la NASA en el Marshall Space Flight Center en Huntsville, Alabama.

Los estudios realizados por equipos de expertos en meteoros sugieren que el pico de la lluvia llegará en la madrugada del 31 de mayo, en un momento único para la astronomía. Dado el posible e histórico evento, la Red de Investigación sobre Bólidos y Meteoritos (SPMN) ha preparado una campaña de seguimiento para el 30 al 31 de mayo animando a participar a todos aquellos aficionados a la astronomía que dispongan de cámaras fotográficas y de vídeo. El fenómeno debería ser visible desde América del Norte y del Sur. Los demás, podremos verlo por Internet.


Si no consigues ver ninguna estrella fugaz o no puedes verla por tu ubicación geográfica, no te preocupes, ya que hay muchas otras lluvias de meteoros cada año. Una cita que no te debes perder es la de las Perseidas, que alcanzan su punto máximo a mediados de agosto.

Detalles del cometa

73P/Schwassmann-Wachmann 3 gira alrededor del sol cada 5,4 años. No es un cometa intrínsecamente brillante, pero sí excepcionalmente interesante. En 1995, los astrónomos observaron cómo este cometa comenzaba a fracturarse y ensuciar su órbita con una cantidad cada vez mayor de escombros. El patrón estelar asociado con Tau Herculids es la constelación de Hércules, la quinta constelación más grande del cielo, y la lluvia parece irradiar desde un punto a unos diez grados de la estrella Arcturus.

Desde que fue detectado por primera vez en 1930 por los observadores alemanes Arnold Schwassmann y Arno Arthur Wachmann, se volvió muy débil con el paso del tiempo, pero en 1995 inesperadamente se volvió casi 400 veces más brillante e incluso era visible a simple vista.

Cometas como este están compuestos de hielo, vapor de agua, polvo, dióxido de carbono, amoníaco y otros gases, materiales que provienen de la época en la que se formó el sistema solar hace 4 500 millones de años.

"Es una oportunidad perfecta para que los entusiastas del espacio salgan y experimenten uno de los espectáculos de luces más vívidos de la naturaleza", concluye Cooke.

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo