La luna Titán, candidata a albergar vida

Una simulación informática sugiere que en el mayor satélite de Saturno podrían haberse desarrollado formas de vida que no necesitarían agua para prosperar.

La sonda Huygens, en Titán

El 14 de enero de 2005, el módulo de aterrizaje Huygens, de la Agencia Espacial Europea, se posó en la superficie de Titán, la mayor luna de Saturno. Desde hace décadas, los expertos en ciencias planetarias se preguntan si algún tipo de forma de vida podría haberse desarrollado en esta luna. De hecho, es el único objeto del Sistema Solar –además de la Tierra– en el que se producen precipitaciones y que cuenta con mares y lagos activos en su superficie, aunque, eso sí, no de agua, sino de hidrocarburos líquidos.

La presencia de H2O se considera una condición imprescindible para la aparición de la vida tal y como la conocemos. De hecho, los exoplanetas que más interés suscitan son los que se encuentran en la denominada zona de habitabilidad, una región del sistema situada a la distancia justa de la estrella para que se de en su superficie agua en estado líquido. Esto no es posible en Titán –si bien, se cree que podría albergar un océano subterráneo de ese compuesto–, donde las temperaturas máximas rondan los 180 ºC bajo cero. Pues bien, un equipo de investigadores de la Universidad Cornell, en EE. UU., indica que, pese a ello, podrían darse las reacciones químicas prebióticas necesarias para que surja la vida.

Para determinarlo, llevaron a cabo una simulación informática a partir de los datos enviados por la citada sonda Huygens. En un artículo publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, estos científicos señalan que cuando la radiación solar alcanza la atmósfera de Titán, integrada sobre todo por nitrógeno y metano, se forma ácido cianhídrico, un compuesto que reacciona con ciertas moléculas para formar polímeros, como la poliimina.

Esta sustancia favorece la movilidad molecular incluso en entornos muy fríos y puede absorber la energía solar, por lo que los investigadores creen que funcionaría como un catalizador para el desarrollo de la vida. Es más, se ha encontrado ácido cianhídrico en los sedimentos de la superficie, depositado allí por las lluvias de metano y etano que se dan en este mundo.

Los investigadores, coordinados por el químico Martin Rahm, de la antes mencionada institución estadounidense, sospechan que en estas condiciones podría llegar a surgir algún tipo de forma de vida no basada en el agua, o al menos darse las reacciones necesarias para ello. No obstante, indican que es preciso realizar más observaciones, pues el hallazgo de una química prebiótica en Titán sería un importante avance en astrobiología.

Imagen: ESA

Etiquetas: Sistema Solarastronomíavida extraterrestre

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS