La física te explica cómo es el lavado perfecto de manos

Un modelo matemático indica durante cuántos segundos debemos lavarnos para evitar la propagación de virus y bacterias. ¿Lo estás haciendo bien?

lavarse las manos
istockphoto

Tras más de un año de pandemia, todos lo tenemos claro: lavarse las manos es necesario y efectivo para evitar la propagación de enfermedades e infecciones. Ahora, un curioso estudio publicado en la revista científica Physics of Fluids explica las bases físicas de este fenómeno.

Los autores diseñaron un modelo matemático para simular el lavado de manos y estimaron las escalas de tiempo en las que se consiguen eliminar de las mismas partículas muy pequeñas como virus y bacterias. La simulación actúa en dos dimensiones: dos superficies onduladas que se mueven una encima de otra (y que representan las manos, ya que estas, vistas a escala muy pequeña, tienen una textura rugosa), y una fina película de líquido (el agua) entre ambas.

Las pequeñas partículas como virus y bacterias quedarían atrapadas en los potenciales valles que se forman en las superficies rugosas. Para poder escapar de ahí, la energía del flujo de agua debería ser los suficientemente alta como para sacarlas del fondo del valle.

¿Durante cuánto tiempo hay que frotar?

Por otro lado, la fuerza del líquido que fluye depende de la velocidad de las manos en movimiento: un flujo más fuerte elimina las partículas atrapadas con mayor facilidad. Los autores comparan este proceso con el de frotar manchas en una camisa: cuando más rápido es el movimiento, más probabilidades hay de quitar la mancha. “Si mueves las manos con demasiada suavidad o muy lentamente, las fuerzas creadas por el fluido que fluye no son lo suficientemente grandes como para superar la fuerza que, a su vez, mantiene presionada la partícula”, explica Paul Hammond, investigador en Hammond Consulting Limited y autor del trabajo.

Por otro lado, el proceso no es rápido. Las pautas habituales de lavado de manos sugieren que, al menos, debemos tenerlas veinte segundos debajo del grifo. Los resultados del modelo de Hammond concuerdan con esta recomendación: se necesitan unos 20 segundos de movimiento vigoroso para eliminar posibles virus y bacterias.

Hacia jabones menos contaminantes

Por otro lado, el modelo no tiene en cuenta los procesos químicos o biológicos que tienen lugar cuando se usa jabón. Sin embargo, conocer los mecanismos que eliminan físicamente las partículas de las manos puede proporcionar pistas para formular jabones más eficaces y respetuosos con el medio ambiente. “Debemos tener en cuenta lo que sucede con los productos químicos de lavado cuando bajan por el desagüe y su impacto sobre el medio ambiente”, reflexiona el científico.

Referencia: Hammond, 2021. "Will we ever wash our hands of lubrication theory?" Physics of Fluids. (DOI: 10.1063/5.0060307)

Fuente: AMERICAN INSTITUTE OF PHYSICS

Victoria González

Victoria González

Bióloga de bota. Tengo los pies en la tierra y la cabeza llena de pájaros. De mayor quiero ser periodista.

Continúa leyendo