La creatividad nos ha permitido dominar el planeta

En la adaptación del ser humano a todos los cambios climáticos y entornos hostiles a lo largo de nuestra evolución han prosperado aquellos con mejores habilidades para resolver los problemas de la vida cotidiana.

 

Los seres humanos somos la especie que domina el mundo en la actualidad. Todo se lo debemos a la exclusiva máquina de pensar que portamos bajo nuestros cabezones y que nos ha permitido imponernos al resto de nuestros competidores. Es por ello que el estudio de la evolución del cerebro en el ser humano es un campo tan difícil de estudiar como fundamental para conocer nuestro recorrido como especie hasta hoy. Y entre los propios humanos nos hemos diferenciado y prosperado unos más que otros gracias a la capacidad de adaptación. Y en esa capacidad tuvieron más éxito aquellos grupos humanos que fueron más creativos.

Un ámbito de estudio en constante debate

La cuestión es obvia. En una época de temperaturas extremadamente frías, hubo un grupo de humanos que sabía fabricar agujas y confeccionar pieles con las que abrigarse, mientras que otro grupo no dominaba estas habilidades. ¿Quién tuvo más opciones de sobrevivir al frío?

En este caso teórico e idealizado es fácil deducir la importancia de la creatividad, pero no siempre se investigan circunstancias tan claras, ni se cuenta con la información necesaria para saber qué marcó la diferencia durante la evolución del ser humano. Es decir, ¿cuándo empezamos a ser creativos y cómo medimos la creatividad? ¿Por qué Homo sapiens prosperó por encima del resto de razas humanas hoy extintas?

Parece que nuestra creatividad para resolver problemas cotidianos fue mayor. Sin embargo, la base genética que permitió el surgimiento de la creatividad en los humanos modernos sigue siendo un tema muy desconocido para los investigadores.

“La creatividad puede definirse sucintamente como el uso de la imaginación o ideas originales para lograr objetivos valiosos, y es un fenómeno multifacético que puede evaluarse en términos de aspectos particulares de la inteligencia y/o aspectos particulares de la personalidad”.

Según los especialistas, nos hicimos más inteligentes gracias a la competitividad social. Por lo tanto, se suele pensar que el lugar idóneo para que nuestro cerebro y creatividad se desarrollasen fue allí donde había más población. El intercambio de ideas y la competencia por los recursos harían del ser humano la especie más creativa del planeta. Sin embargo, contamos con algunos hallazgos arqueológicos que generan ciertas dudas al respecto y abren nuevas perspectivas en el debate científico, pues se dan muestras de creatividad en zonas poco pobladas y en fechas anteriores a las sospechadas.

Rompiendo con la tradición

Dos estudios recientes sugieren que la cultura humana de la edad de piedra fue más creativa de lo que se pensaba. Trabajos anteriores defendían que los métodos de fabricación de herramientas estudiados en el sur de África se extendieron hace 72 000 años. Estas innovaciones procedían de las zonas costeras, donde la riqueza de recursos hizo posible la convivencia de una mayor población y el encuentro entre distintos grupos que intercambiasen información.

Pero un equipo de investigación encabezado por Alex Mackay, de la Universidad de Wollongong (Australia), ha encontrado herramientas y otros artefactos novedosos en un enclave del interior africano, donde la población no entraría en contacto con otros de manera tan clara como en la costa. No solo eso, sino que las herramientas datan de hace entre 92 000 y 80 000 años, por lo que anteceden por mucho a las innovaciones creativas de la costa. Según Mackay:

"Hace 92.000 años, los humanos, incluso aquellos que probablemente vivían en poblaciones de baja densidad, eran más que capaces de generar nuevas ideas cuando se les dejaba solos".

De la creatividad de aquellos humanos nacieron artefactos como cáscaras de huevo de avestruz para transportar y almacenar agua, cual cantimplora de la prehistoria; el transporte de larga distancia de moluscos marinos y herramientas fabricadas haciendo uso del calor.

Los primeros pintores de Asia

Otro estudio ha investigado restos hallados en Xiamobei, un yacimiento situado en el norte de China. Allí han encontrado el uso de pintura más antiguo que se pueda atestiguar en todo el este asiático. En concreto se trata de un procesamiento innovador del ocre hace unos 40 000 años, a lo que se unen herramientas líticas similares a cuchillas que pudieron ser incrustadas en algún tipo de empuñadura y otros artefactos hechos en hueso. El uso del ocre captado en esta expedición arqueológica adelanta 9000 años la que hasta ahora era la evidencia más antigua del uso de pigmentos en el este asiático.

Sin duda, la creatividad del ser humano se desarrolló mediante procesos complejos y situaciones ambientales que pudieron propiciar la innovación y transmisión cultural. Un ámbito de investigación en el que nos queda mucho por conocer.

Referencias:

Bower, B. 2022. Ancient Homo sapiens took a talent for cultural creativity from Africa to Asia. sciencenews.org.

Mackay, A. et al. 2022. Environmental influences on human innovation and behavioural diversity in southern Africa 92–80 thousand years ago. Nature Ecolocy & Evolution 6, 361-369. DOI: 10.1038/s41559-022-01667-5.

Wang, F. G. et al. 2022. Innovative ochre processing and tool use in China 40,000 years ago. Nature 603, 284-289. DOI: 10.1038/s41586-022-04445-2.

Zwir, I. et al. 2021. Evolution of genetic networks for human creativity. Molecular Psychiatry 27, 354-376. DOI: 10.1038/s41380-021-01097-y.

Fran Navarro

Fran Navarro

Historiador y escritor (esto último solo lo digo yo). El destino me reservaba una carrera de ensueño en el mundo académico, pero yo soy más de divulgar, hacer vídeos y contenidos culturales para que mi madre se entere bien de lo que hablo. De entre las cosas menos importantes de la vida, los libros son lo más importante para mí. Y como no hay nada mejor que conocer bien un asunto para disfrutarlo al máximo, hice el máster de Documentos y Libros, Archivos y Bibliotecas. Para esto y todo lo demás tengo Twitter: @FNavarroBenitez.

Continúa leyendo